BH G7 Pro&Ultralight: Dos sellos de máxima distinción en el pelotón

diego-rubio-burgos-bh-volta-cv-2019-etapa2

Diego Rubio, sobre el modelo BH G7 Pro. Foto: Photo Gomez Sport

La marca vitoriana BH (www.bhbikes.com) continúa un año más luciendo sus dos modelos estrella al más alto nivel del ciclismo profesional. En los últimos años hemos visto que tanto la G7 y sus antecesoras como la Ultralight han cambiado de equipos y de colores, pero siempre han dado las máximas garantías al más alto nivel y, de paso, han sabido conquistar al usuario con el paso del tiempo y todas las evoluciones de sus cuadros.

Para 2019 ya hemos visto que tanto los equipos Burgos-BH y el Arkéa-Samsic francés (denominado Fortuneo-Samsic la pasada temporada) están luciendo el modelo G7. En el caso de la escuadra burgalesa con los colores morado y tonos rojizos a juego con su maillot y en el caso de la nueva formación de André Greipel, con un color predominantemente blanco. De hecho, la G7 ya suma una victoria esta temporadade la mano del velocista germano en la Tropicale Amissa-Bongo, triunfo gracias al cual puede decir que ha levantado los brazos en los cinco continentes. Y BH con su modelo aerodinámico tuvo ese pequeño gran honor de compartir este curioso éxito.

El equipo Burgos-BH va a alternar los dos modelos, siempre a elección del corredor, aunque en la pasada temporada fue la G7 la que más lucieron, concretamente hasta la disputa de la Vuelta a España, donde algunos corredores optaron por la Ultralight, especialmente diseñada para las etapas de montaña. Sin olvidar la Aerolight, la bicicleta para las etapas contrarreloj y que ya sido estrenada en este 2019 en la primera etapa de la Vuelta a la Comunidad Valenciana.

Uno de esos ciclistas que experimentó el cambio y el privilegio de poder entrenar y competir con los dos modelos fue el castellonense Óscar Cabedo, quien cuenta para Zikloland cómo vivió esa alternancia de bicicletas desde su sillín y en plena competición: “Tanto la G7 como la Ultralight son dos bicicletas muy polivalentes, es decir, la G7 va muy bien para arriba y la Ultralight también va muy bien por el llano. Aunque una sea un modelo más aero y la otra más escaladora no quiere decir que no puedan complementarse”, argumenta el joven escalador.

Pero, ¿en qué se distinguen estos modelos de BH? Cabedo nos responde así: “La principal diferencia que noté entre la G7 y la Ultralight fue cuando cambié antes de la pasada Vuelta a España. Rodando antes de competir y probando la Ultralight noté esa diferencia a la hora de cambiar de ritmo en pendientes. Es más rápida en ese esfuerzo corto de cambio de ritmo. La G7 en cambio se nota rodando y en esas etapas nerviosas y llanas, donde necesitas las ventajas aerodinámicas. Las dos se compensan muy bien”.

En el caso del equipo francés Arkéa-Samsic, quien cuenta en sus filas con ciclistas de clase mundial como Warren Barguil, se vivió un caso pocas veces visto en el ciclismo profesional: el de cambiar de suministrador de bicicletas a mitad de temporada. Los galos rompieron con Look para correr el Tour de Francia con la Ultralight, montada con el grupo electrónico SRAM Red Etap. No cosecharon victorias, pero la finura del cuadro Ultralight se dejó ver un año más en la principal carrera del mundo, añadiendo que el año anterior ya consiguió una victoria de etapa con sello galo: Lilian Calmejane con el equipo Direct Energie.

Centrándonos en el modelo G7 de BH, en zikloland.com ya probamos este modelo en un test que bautizamos como ‘El punto G de la aerodinámica’. No puede decirse que este cuadro es la evolución definitiva del Global Concept de BH porque la marca sigue trabajando en la innovación y también fue de los primeras bicis aero en introducir los frenos de disco. No podemos por tanto escribir el futuro, pero sí centrarnos en el presente de esta máquina, que es todo un éxito de ventas en el mercado español.

A grandes rasgos, podemos definir así la BH G7: Tiene una geometría con formas más finas y estilizadas en los tubos respecto a la G6. También se aplicaron perseverantes estudios en el túnel del viento así como tecnología de dinámica de fluidos y en definitiva se puso en el mercado y en el pelotón profesional una bicicleta más ligera, rígida y reactiva que sus antecesoras.

De cara a la venta al público, en la web de BH encontramos hasta cinco opciones diferenciadas de la G7 Pro. Siendo las más destacadas la tope de gama con grupo electrónico Dura Ace Di2 y ruedas Vision de perfil en carbono, la G7 Pro 5.5 montada en Shimano Ultegra Di2 y otro modelo más asequible en precio, el G7 Pro 5.0 montado con el Ultegra mecánico.

Buceando por la web de BH, donde podemos comprar directamente las bicicletas y también elegir un color y montaje a la carta gracias al programa ‘My BH Unique’, también se distinguen los modelos de Ultralight 9.0, su montaje tope de gama con freno convencional, así como el Ultralight EVO Disc 9.0, esta versión estrella con frenos de disco.

En definitiva, un amplísimo catálogo con distintos montajes tanto para la B7 como la Ultralight, sin descuidar el modelo ‘granfondo’ Quartz, una bicicleta destinada a los cicloturistas que buscan rodar en una postura muy cómoda durante cientos de kilómetros, y por supuesto también con diferentes opciones de montaje.

warren-barguil-arkea-samsic-2019

Warren Barguil, sobre el modelo Ultralight. Foto: Arkea-Samsic

BH es una firma centenaria y con presencia en el pelotón profesional de forma ininterrumpida durante prácticamente las últimas dos décadas. Su exposición en el ciclismo al más alto nivel incluyendo grandes victorias así como su amplia distribución de ventas han convertido a sus bicis en apreciadas máquinas para cualquier tipo de usuario, incluso para todos aquellos que se han introducido en el triatlón o compiten al máximo nivel, como la estrella mundial Mario Mola, otro de los grandes embajadores de la firma.

La G7, el Global Concept que comenzó a mitad de la pasada década a poner las primeras bicis con tendencia aero en el pelotón sigue evolucionando. Mientras que la Ultralight ha sufrido pocos retoques en su cuadro y geometría porque, y esto lo afirma alguien que ha rodado miles de kilómetros con una, es complicado mejorar algo que funciona prácticamente a la perfección.

Todas las bicicletas BH de carretera

Test Zikloland BH G7 Pro: El punto G de la aerodinámica

Test Zikloland BH G6 Pro: Una evolución maestra