Zycle ZDrive: Un rodillo de transmisión directa para conquistarnos (Test)

Zycle ZDrive: Un rodillo de transmisión directa para conquistarnos (Test)

Zycle nos dejó probar de forma exclusiva su nuevo rodillo de transmisión directa: el ZDrive. Hace unas semanas ya publicamos los primeros detalles y sensaciones de esta nueva creación del fabricante español de rodillos, por lo que ahora toca desgranar el funcionamiento y las características de esta avanzada máquina de entrenamiento ciclista. Desde este primer párrafo debemos ser concluyentes: hemos disfrutando pedaleando sobre un rodillo y, también hay que decirlo, explorando lo mucho de lo que el ZDrive es capaz de ofrecernos en nuestras actividades indoor.

El rodillo ZDrive de Zycle ya está oficialmente lanzado desde la propia web del fabricante desde principios de septiembre. Ya no hay secretos en esta decidida apuesta por lanzar una avanzada herramienta de entrenamiento indoor que mejora las prestaciones del muy exitoso ZPro –que también probamos en su día en Zikloland– y que también hace que Zycle mire de tú a tú a otros fabricantes específicos (ver galería de fotos).

Las características son las ya sabidas y publicadas aquí: tiene unas medidas de 510 milímetros de altura por 530 de anchura, pesa 17 kilos y tiene una práctica asa para poder moverlo con comodidad donde lo tengamos instalado, no necesita peana para sujetar la rueda delantera y las patas, que tenemos que montar nosotros mismos una vez sacado de la caja, pueden disponerse en dos posiciones según el tamaño de las ruedas de la bici que vayamos a colocar en él: ya sean de 26, 27,7 ó 29 pulgadas. Además, el cierre con el que sujetaremos la bici al rodillo es el propio que utilizamos en la rueda trasera. En definitiva: es prácticamente un ‘enchufar y listo’ de manual una vez superado ese sencillo montaje inicial, ya que además no hace falta calibrarlo.

Después están las conexiones a las distintas aplicaciones de entrenamiento virtual o a nuestro propio dispositivo ciclocomputador, con entrenamientos cargados desde plataformas como Training Peaks o las propias que generan Garmin o Bryton, por citar algunas de las que hemos utilizado en esta exhaustiva prueba del ZDrive de Zycle. Las populares Bkool y Zwift, además de Rouvy y Kinomap, también han sido testadas y conectadas, por lo que se puede decir clarísimamente que las conexiones y emparejamientos, ya sea por ANT+ o Bluetooth, funcionan a la perfección. Además, se puede emparejar con la innovadora conexión por USB. Esta conexión es directa con cable al ordenador para evitar las pérdidas de conexión que pueden generar los emparejamientos Wireless como el Bluetooth y ANT+.

No obstante, algún usuario cuando lo empareje con Zwift puede comprobar como esta App le pide una calibración del rodillo. No hay ningún problema, no es necesario hacerla ya que nosotros nos hemos saltado ese protocolo y hemos pedaleado por esos mundos virtuales comprobando que el ZDrive funciona y rueda con exquisita precisión.

Siguiendo con sus características técnicas, el ZDrive de Zycle anuncia de serie una potencia máxima de 1.800 vatios de potencia máxima a una velocidad de 40 kilómetros por hora y de 375 vatios a 10 kilómetros por hora, simulando además pendientes de hasta el 20%. Muy bien, pero en este punto conviene ser realistas: ni somos Greipel o Cancellara ni vamos a estar continuamente subiendo el Angliru de forma virtual en nuestro uso cotidiano del rodillo. Es una obviedad, pero conviene ponerla de manifiesto en estas líneas, ya que el buen funcionamiento de un rodillo, a nuestro juicio, debe residir en que ruede bien, no haga demasiado ruido, nos permite pedalear fuerte y con seguridad o hasta ponernos de pie sobre él y por supuesto que no pierda conectividad para no dejarnos a medias en la actividad.

Todos estos requisitos comentados anteriormente los cumple más que de sobra el ZDrive de Zycle. No ha fallado ni una sola vez completando una actividad desde Garmin o Bryton precargada anteriormente desde Training Peaks, como también nos ha dejado pedalear y navegar por las diferentes actividades y mundos virtuales de Zwift, Bkool, Rouvy o Kinomap. E incluso podría emparejarse con otras herramientas populares de entrenamiento online como Trainer Road.

Los casetes compatibles con el ZDrive de Zycle son Shimano y SRAM de entre 9 y 11 velocidades. Éste es su única pega, ya que no podemos emparejar un casete de 12 velocidades ni tampoco un núcleo Campagnolo aunque montando uno de Shimano y si nuestra bici viene montada con Shimano o SRAM, mientras el cambio esté bien ajustado, no tiene por qué verse comprometido el buen funcionamiento. La caja del ZDrive no incluye un cierre para el rodillo, ya que como hemos advertido, será nuestro propio cierre de rueda trasera el que haga esa función.

Lo que sí viene en su compra son adaptadores que tendremos que instalar nosotros mismos en el propio núcleo, ya sea para cierre de rueda convencional o un eje de llantas con disco. Y en caso de querer comprar aparte los cierres, Zycle vende uno rápido de 9 milímetros y otro Thru Axel de 12 milímetros, que pueden comprobarse en su microsite de accesorios.

El sonido o ruido generado cuando pedaleamos fuerte existe, pero no tiene nada que ver con el de la versión ZPro. Ningún rodillo del mercado es cien por cien silencioso, pero Zycle ha trabajado por ofrecer un dispositivo que rebaja ese nivel de decibelios y que, por tanto, ‘ruge’ bastante menos en momentos de alta intensidad en nuestro entrenamiento. Otro detalle que anuncia la marca valenciana es que rebaja el consumo eléctrico. No lo hemos comprobado en nuestra factura de la luz, pero es algo a agradecer dada la actual situación del elevado precio de la energía eléctrica.

En este punto también conviene recordar que este nuevo rodillo es compatible con el adaptador portátil ZPower de Zycle, así que no sería necesario enchufarlo siempre a la corriente eléctrica si disponemos de esta batería portátil, que también puede comprarse aparte y de la que ya hablamos en Zikloland.

El nuevo rodillo Zycle Smart ZDrive incorpora una revolucionaria toma de conexión de emparejamiento por USB. Gracias a esta novedad, el rodillo se podrá conectar directamente al ordenador o tablet a través de cable USB, evitando de esta forma las pérdidas de conexión de emparejamiento que surgen con las conexiones wireless como Bluetooth y ANT+. Esta funcionalidad ha sido desarrollada por la marca Zycle para dotar al rodillo de una experiencia única con los simuladores. Además esta conexión es compatible con la mayoría de los simuladores del mercado.

El precio del ZDrive de Zycle es de 699 euros y podemos comprarlo a través de los distribuidores autorizados. Desde la propia web de Zycle pueden comprobarse a golpe de clic o simplemente buscando en Google u otros buscadores, nos aparecerán las referencias. Respecto al precio, es equiparable a otros rodillos muy similares de rango como el Wahoo Kickr Core, Elite Suito Drive o Tacx Flux, por citar algunos de los ejemplos más reconocidos.

En definitiva, Zycle ya ha dispuesto sobre el tablero de juego un rodillo de transmisión directa de primerísimo nivel y próximamente evolucionará su propia App para que desde ella podamos actualizar el dispositivo, registrar la garantía y resolver dudas y preguntas frecuentes sobre su funcionamiento. Desde el confinamiento, el usuario ciclista de cualquier nivel se hizo con un rodillo o empezó a interpretar correctamente lo mucho que puede ofrecernos el entrenamiento indoor. En esa dirección ha evolucionado y sigue haciéndolo cada día Zycle, con este ZDrive como nueva joya de su particular corona.

Zycle Smart ZPro: Un rodillo sencillo, eficiente y completo (Test)

Zycle Smart ZBike: Precisión y versatilidad en una bici indoor inteligente

Galería