Pedro Horrillo: “No me planteo montar una bici que no sea Giant” (I)

HorrilloGiant-noviembre2018-Oskar05

Lo de Pedro Horrillo (Ermua, 1974) con Giant era una de esas historias que tenían que salir bien. El que fuera durante una década corredor profesional de varios equipos como Mapei o Rabobank, se cruzó con la marca en el equipo neerlandés. “Si no me equivoco, fue en 2006… o 2007”, trata de rememorar. Su carrera acabó de forma brusca en 2009 tras una dura caída en el Giro de Italia. Pero pese a no estar en el pelotón desde entonces, tampoco se ha desvinculado de la firma.

Es un entusiasmado de la bici y la usa “hasta para comprar el pan”. Es más, admite que ahora que ya no tiene tantas obligaciones con el entrenamiento suele combinar más la bici de carretera, la MTB e incluso la bici urbana para hacer algunos recados: “Cuando voy a Bilbao me la llevo. Te puedes mover por la ciudad sin problema, es eficiente y sobre todo, disfrutas más”.

Porque, para él, esa es la gran virtud de la bicicleta: “Llevamos una vida que nos marca un ritmo muy alto. Tenemos que llegar a todos los sitios lo antes posible y por eso vamos en coche. Pero en coche todo es tan directo que no te da tiempo a ver el lugar por donde vas, a disfrutarlo. Si haces el mismo trayecto a pie, por el contrario, vas demasiado lento. Sí que lo ves todo, pero tu desplazamiento no es eficiente. En cambio, para mí la bici me da la velocidad exacta para sacarle partido al tiempo y, a la vez, poder contemplar el lugar por donde voy. Ese binomio, ese equilibrio, es perfecto”, explica Horrillo.

HorrilloGiant-noviembre2018-Oskar01

Desde que conoció a Giant supo que había encontrado su marca. La que le acompañaría. De hecho, responde rápido cuando se le pregunta por otra bici: “Ahora mismo, ni me planteo montar una que no sea Giant”. Y recuerda perfectamente la primera vez que tuvo una: “Venía de Mapei, donde habíamos usado Colnago, y en Rabobank resultó que cuando yo llegué al equipo también usaban esta marca italiana. Luego el equipo cambió a Giant, que para mí era una marca ‘rival’ porque había estado con la ONCE y con T-Mobile. Ahí entablé relación con ellos, y luego ya con Giant España, cuyo distribuidor está en Donostia. Fuimos estableciendo ya un contacto más estrecho por cercanía”, relata.

Y desde entonces, no ha vuelto a montar en ninguna otra. Es más, sólo tiene una de un marca distinta, una bici de CX, disciplina en la que también se aventura de vez en cuando en estos meses invernales. El resto son todas Giant. También hay en esto una carga sentimental, como no podía ser de otra manera: “Dejé mi carrera deportiva con una Giant en un accidente, y todavía conservo esa bici. No la misma porque quedó destrozada, claro, pero sí una del modelo exacto (Giant TCR). Y aún ando con ella algunas veces”.

HorrilloGiant-noviembre2018-Oskar08

Además del componente emotivo, que por supuesto tiene su propio peso, Horrillo se quedó con Giant cuando vio la forma de trabajar: “Ya vas profundizando la relación, y de contacto o simplemente trabajo se convierte en amistad. Además yo he visto departamento de desarrollo, sé cómo desarrollan los productos y los materiales… no sé cómo funcionan otros, pero sí puedo decir que ellos funcionan muy bien”. Garantía más que suficiente para unir su nombre e imagen a la marca.

De hecho, Horrillo no es que fuese el primero, pero sí uno de los que inició esta tendencia muy en boga actualmente, en la que los ciclistas profesionales que dejan el pelotón en activo terminan trabajando para las marcas. Una tendencia que, en su opinión, se va a acabar convirtiendo en costumbre. Vamos, que todavía la seguiremos viendo extenderse cada vez más.

Y tiene un por qué. De hecho, el de Ermua detalla varios casos: “Yo conozco el caso de Giant, por supuesto, pero también otras como Specialized o Trek, y creo que esa tendencia seguirá en alza. En bici de carretera, el feedback que te dan los ciclistas profesionales tiene un valor incalculable. Y no es en absoluto comparable con el de un usuario normal. Un profesional lleva al material a unos límites que otro usuario no alcanzará nunca. Y esa información es muy buena. Para que se me entienda, yo a día de hoy no colaboro en desarrollo de producto porque ellos tienen un equipo profesional –en 2018 fue el Team Sunweb- que sí les somete el material a un estrés máximo”, comenta.

HorrilloGiant-noviembre2018-Oskar12

De hecho, es precisamente por eso por lo que las marcas compiten. Por diferencias muy pequeñas que sólo son capaces de notar quienes más las hacen sufrir: “El desarrollo de producto es muy sutil, las diferencias son perceptibles sólo por gente que tiene el ‘feeling’ que te da el máximo nivel. Y eso sólo lo alcanzan los profesionales. La exigencia que se le da en situaciones límite como un sprint de una Grande o un tramo adoquinado en Roubaix es infinitamente mayor que lo que haga cualquier usuario durante su entrenamiento. Esa información es totalmente necesaria en cosas como las nuevas tecnologías, los frenos de disco que ya se van imponiendo, etcétera. Y sé que en MTB pasa exactamente lo mismo”.

Es más, considera que el sector de la bici de montaña es algo más abierto a los cambios que las de carretera. Se sueltan más a la innovación: “La revolución de las ruedas –del 26 al 27,5 o el 29-, las tijas telescópicas, el ‘grid’ de las cubiertas, las suspensiones… la carretera no tiene tantas posibilidades, pero por otro lado es más compleja. Como las posibilidades de desarrollo no son tan grandes, hay que afinarlas al máximo. La aerodinámica ha sido un paso importante, el electrónico también. Ahora pasa con los frenos de disco. Los tuve un año, usé luego freno convencional y ahora otra vez disco. He vivido como cicloturista el desarrollo de las bicis aero, que de hecho ahora las uso. Son un mixto de la bici polivalente con la de crono. No es la más adaptada al uso que le doy, pero me apetecía probarla”.

Horrillo, compañero de Óscar Freire que lo ha visto alzar los brazos en el Mundial y vecino de Igor Astarloa, compartió también carrera deportiva con Alejandro Valverde. Por eso, naturalmente, se alegra enormemente por la victoria del ‘Bala’.

El Mundial de Innsbruck, la evolución del ciclismo vasco y el cambio de mentalidad respecto a los materiales y el nuevo equipo que llevará Giant en 2019, entre otros asuntos, se abordarán en una segunda entrega de esta entrevista que saldrá la semana que viene.

Giant TCR SL: Una bicicleta líder para el Team Sunweb

Giant TCR: La apasionante historia de una evolución interminable

Test Zikloland Giant TCR Advanced Pro Disc: Compromiso de eficiencia y ligereza con discos

Test Zikloland Giant Propel Advanced Pro Disc: Filosofía aero

Galería