El Lizarte destaca en el Giro sub23: “Podemos estar con los mejores”

lizarte-giro-italia-sub23-2018

Martí Márquez y José Félix Parra, en una imagen de archivo. Foto: Lizarte

Dos escarabajos de la selección colombiana, Daniel Muñoz y Alejandro Osorio, lograron reducir a favoritos de la general y escapados para imponerse de la mano en la meta del Passo Maniva en la cuarta etapa del Giro d’Italia U23.

No eran a priori las bazas colombianas. Tampoco lo era Cristian Muñoz, que atacó en los metros finales para ser cuarto. El líder, siempre a priori, era Wilmar Paredes, que ha asombrado en Europa con Manzana Postobón e incluso subió al podio de la Klasika Primavera de Amorebieta junto a los Movistar Team allá por abril. Un dato que sirve para reflejar la profundidad de la selección colombiana en esta ‘piccola corsa rosa’; casi tanto como la imagen del hasta hoy primer clasificado de la general, Markus Wildauer (Tirol Cycling Team), tirando en primera persona del grupo de favoritos rodeado de ciclistas celestes. El austríaco, heroico, cedió la ‘maglia rosa’ a Osorio sólo por las centésimas del prólogo.

El Equipo Lizarte no tuvo representante en la escapada, pero sí tiró del pelotón con Martí Márquez e Íñigo Elosegui tanto en el puerto de calentamiento como en la aproximación al Passo Maniva. Fue la maniobra para salvar de problemas a Iván Moreno, José Félix Parra y Nicolás Sáenz que, escaladores, se jugaron los cuartos con los mejores y colocaron al conjunto navarro cuarto en la general por equipos. La única mala noticia fue Roger Adriá que, tras dos días de flemas y antibióticos, se descolgó de la carrera mediada la subida final y dijo adiós a sus opciones en la general.

“Las sensaciones de la etapa de hoy han sido buenas”, cuenta Nicolás Sáenz, ciclista del Equipo Lizarte. “No me esperaba estar tan adelante. Nos ayudará a coger confianza porque hemos demostrado que podemos estar con los mejores. Todo el equipo ha estado de 10: Iñigo Elosegui bajando a por agua, Martí Márquez tirando del pelotón, todos en general yendo muy juntos para cubrirnos las espaldas, corriendo muy unidos. Nos hemos ganado un puesto en el pelotón de este Giro d’Italia U23”. El colombiano incluso atacó desde el seno del grupo de favoritos a cuatro kilómetros de meta, aunque sin recoger fruto.

El Giro d’Italia U23 continuará este martes con un segundo final en alto. El mítico Passo del Tonale (8,3km al 6%) servirá de aperitivo antes de la subida a Malga di Dimaro – Folgarida (12,1km al 7,4%), allá donde Miguel Mari Lasa se anotó una etapa del Giro d’Italia.

Giro Italia sub23: Osorio remata el festival colombiano