Larrinaga combinará el ciclocross con nuevos proyectos en 2018

ruiz-de-larrinaga

Foto: Sasoian

Como viene siendo habitual después de cada campaña de ciclocross -doce son las que ha completado hasta la fecha-, Javier Ruiz de Larrinaga compareció ante los medios de comunicación alaveses en la Escuela de Café que posee su patrocinador Cafés La Brasileña en Vitoria. El pentacampeón de España termina con tres victorias –ArbuloArrasate y Ametzaga– una campaña donde ha subido al podio en doce ocasiones y en la que una inoportuna enfermedad le privó de rendir a su mejor nivel en el mes decisivo: el del Campeonato de España en Legazpi (11º) y el Mundial de Valkenburg (35º).

“Pienso que hicimos un trabajo muy bueno para encaminarnos a rendir al 100% en el momento que tocaba. Llegué con mucha tranquilidad al inicio de temporada y buscaba empezar a rendir con mis mejores fuerzas a partir de diciembre. Y así sucedió: ganamos en Arrasate -habíamos conseguido alzar los brazos en noviembre en Arbulo-; ganamos también en Ametzaga, que por la dureza del circuito, el nivel de participación y estar en casa ante los tuyos siempre será una victoria que guardaré con mucho cariño… Incluso en las Copas del Mundo navideñas de Namur y Zolder notaba que el cuerpo estaba donde lo queríamos“.

Sin embargo, una inoportuna gripe en el peor momento del invierno le rompió los esquemas: “En el Campeonato de Euskadi ya notaba que algo no iba bien; los primeros días de 2018 los pasé enfermo; milagrosamente pude competir bien ese fin de semana y lograr dos segundos puestos; pero la gripe no remitió y la mala fortuna en forma de problemas mecánicos en un circuito durísimo como el del Campeonato de España en Legazpi me apartaron de luchar las medallas. Los 20 días que pasé sin poder entrenar normalmente me hicieron llegar ‘corto’ al Mundial y no obtener el resultado que quería”.

javier-ruiz-larrinaga

Foto: John De Jong

Tras hacer balance del año, ‘Larri’ no perdió la oportunidad de hablar de su posición en el ciclocross mundial y, en especial, de cómo lo combinará a partir de ahora con una serie de interesantes iniciativas que concretará muy pronto. “Llevo doce años dedicado al ciclocross de manera profesional y sigo demostrando, incluso este año, que con buena preparación y medios como los que me ofrecen mis fieles patrocinadores (MMR, Spiuk, Lizarte, Vital Fundazioa, Campagnolo o Zuiako Udala entre otros) puedo estar entre los mejores del mundo. Nadie me ha regalado nada y me he ganado lo que tengo, como este año, donde he conseguido plaza directa para el Mundial estando entre los 35 mejores del ránking UCI en enero“.

Así pues, es seguro que continuará sobre el barro, pero también se acercará a los aficionados de la bicicleta: “Este deporte está cambiando, con mucha gente joven demostrando enorme nivel, y creo que es un buen momento para rediseñar objetivos. Quiero seguir dando el 100% en todas las carreras y disfrutar el calendario de CX con la misma ilusión, al mismo tiempo que me planteo nuevos proyectos para este mismo año. Deseo transmitir lo mejor que tiene la bicicleta a quienes la practican -tanto ciclismo de base como recreativo-, a través de campus u otras fórmulas que pronto iré detallando. Por todo ello, la temporada 2018-2019 y el futuro en general para mí son apasionantes”, concluye.