Giro Italia 2019: El recorrido, semana a semana

giro-2019-etapa16

Que el Giro de Italia suele concentrar la ‘sustancia’ en una última semana de muchísima dureza, apta para grandes fondistas, no es ninguna novedad. Pero quizá en 2019 sí va a ser más evidente que nunca, o casi. En realidad, este año el Giro tiene dos mitades bastante bien diferenciadas entre sí. Una primera más llana, pero que incluye etapas bastante largas, siempre por encima de los 200 kilómetros aunque sin llegar a los 250.

Paulatinamente la carrera se va endureciendo en cuanto a desniveles. No hay demasiados experimentos en lo que se refiere al kilometraje, sin etapas muy cortas. De hecho, la jornada en línea con menos distancia sobrepasa los 130 kilómetros. El caso es que RCS ha apostado de primera hora por días planos y largos para dejar paso, después, a un final absolutamente terrible.

Primera semana: Llana, larga y contra el crono

Casi se podría decir, sin miedo a equivocarse, que no hay ni rastro de montaña en la primera semana de este Giro. Un par de etapas accidentadas -sexta y séptima- pero poquito más. Lo que sí habrá serán kilómetros y kilómetros. Probablemente de cara al espectador no va a ser la semana inaugural más bonita que se haya encontrado en la Corsa Rosa. Pero sí que supone un desgaste para cuando la carrera se ponga ya más seria.

A priori, los días en los que se harán más diferencias serán las dos cronos individuales. La primera, como ‘Grande Partenza’, de apenas ocho kilómetros aunque con final cuesta arriba en San Luca. Y la segunda y más importante en San Marino. Serán 34,7 kilómetros y probablemente no habrá metro llano. Más bien al contrario. Una subida de 12,2 kms harán las diferencias. No es que sea una crono para rodadores, precisamente.

Segunda semana: La clásica de las hojas vivas

De menos a más va la segunda semana que, ahora sí, empieza a incluir puertos de montaña de mayor entidad. Comienza, todo hay que decirlo, con una etapa llana de 147 kilómetros entre Ravenna y Modena. Un poco raro iniciar así tras un día de descanso, pero bueno. Un nuevo sprint, sobre 208 kilómetros, está previsto al día siguiente antes de dar paso, por fin, a cuatro etapas con mucha más chicha.

Abre fuego la 12ª etapa con final en Pinerolo y que sería plana si no fuera porque tiene la subida a Montoso por delante. Son nueve kilómetros a una media del 9,4% y desde su cima quedan 32 hasta meta. Y, por fin, en la 13ª etapa tendremos el primer final en alto propiamente dicho en el Lago Serrú. Tres puertos y casi 190 kilómetros de carrera, que se mantiene después con un día corto pero sin descanso alguno en Courmayeur. Cinco puertos en 131 kms.

Acaba la segunda semana con un recorrido clásico. O, mejor dicho, de clásica. Porque la jornada con final en Como transitará los kilómetros finales de Il Lombardia. Solo que esta vez no habrá hojas muertas. Estarán vivas a finales del mes de mayo. Madonna de Ghisallo, Sormano, San Fermo della Bataglia y Civiglio jalonarán los últimos kilómetros del día en una etapa que se hará muy dura porque, además, tiene 237 kilómetros.

Tercera semana: Sin parar de escalar

Después de tres días bastante duros y con el descanso enmedio, el Giro sigue a toda mecha con un ‘tappone’. Lovere-Ponte di Legno, sobre 226 kilómetros… y atención a lo que se sube: el Gavia y el Mortirolo antes del ascenso final hacia meta. De las que hacen mucho, muchísimo daño.

Baja un poco la intensidad en la decimoséptima jornada. Un día de media montaña que también acabará en alto en Anterselva, justo antes del único día plano de toda la semana. La última oportunidad para los sprinters de buscar una victoria parcial y, los que estén en la pelea, luchar la ‘ciclamino’. Porque las tres etapas finales vuelven a dejar sin opción a los hombres rápidos.

La subida a San Martino di Castrozza marca el principio del fin, aunque no es una etapa especialmente brutal. Sí tendrá otro par de puertos en la parte inicial, pero sin desniveles de locura. Muy distinta va a ser la 20ª y última jornada en línea del Giro: Otros 193 kilómetros con cuatro puertos: Cima Campo, Passo Manghen, Passo Rolle y, para terminar, el Monte Avena. Se salvan 5.200 metros de desnivel. Por si las cosas quedan muy ajustadas, Verona decidirá con una crono plana pero cortita de 15,6 kilómetros. Ya están las cartas boca arriba. Ahora falta que los grandes nombres se vayan pronunciando.

Recorrido Giro 2019:
1ª etapa
, sábado 11: Bolonia – San Luca, 8 kms CRI
2ª etapa, domingo 12: Bolonia – Fucecchio, 200 kms. Llana
3ª etapa, lunes 13: Vinci – Orbetello, 219 kms. Llana
4ª etapa, martes 14: Orbetello – Frascatti, 228 kms. Llana
5ª etapa, miércoles 15: Frascati – Terracina, 140 kms. Llana
6ª etapa, jueves 16: Cassino – San Giovanni Rotondo, 233 kms. Accidentada
7ª etapa, viernes 17: Vasto – L’Aquila, 180 kms, Accidentada
8ª etapa, sábado 18: Tortoretto Lido – Pesaro, 235 kms. Llana
9ª etapa, domingo 19: Riccione – San Marino, 34,7 kms. CRI

Descanso, lunes 20: Descanso

10ª etapa,martes 21. Ravena – Modena, 147 kms. Llana
11ª etapa, miércoles 22: Carpi – Novi Ligure, 208 kms. Llana
12ª etapa, jueves 23: Cuneo – Pinerolo, 146 kms. Accidentada
13ª etapa, viernes 24: Pinerolo – Ceresole Reale (Lago Serrù), 188 kms. Montaña, final en alto
14ª etapa, sábado 25: Saint Vincent – Courmayeur, 131 kms. Montaña, final en alto
15ª etapa, domingo 26: Ivrea – Como, 237 kms. Accidentada

Descanso, lunes 27.

16ª etapa
, martes 28: Lovere – Ponte di Legno, 226 kms. Media montaña
17ª etapa, miércoles 29: Val di Sole – Anterselva, 180 kms. Accidentada
18ª etapa, jueves 30: Valdaora – Santa Maria di Sala, 220 kms. Llana
19ª etapa, viernes 31: Treviso – San Martino di Castrozza, 151 kms. Montaña, final en alto
20ª etapa, sábado 1: Feltre – Passo Croce D’Aune, 193 kms. Montaña, final en alto
21ª etapa, domingo 2: Verona – Verona, 15,6 kms CRI