Pinarello Gan: Una pura sangre domesticada

Pinarello-Gan-20

Pinarello Gan.

Es muy complicado ser rígido, veloz, ambicioso… y al mismo tiempo equilibrado, polivalente, compensado o noble. La Pinarello Gan consigue unir todas estas características en una sola bicicleta, aunque parezca una tarea difícil.

Las características de esta Pinarello Gan, si pudiéramos extrapolarlas a las de una persona, se podrían parecer un poco a las que atesora el reciente ganador del Tour y La Vuelta, Chris Froome, y que a su vez ha conseguido dicha hazaña sobre una máquina del mismo fabricante transalpino. Tranquilo, educado, compensado, polivalente… y a la vez rápido, ambicioso e incluso explosivo.

Pinarello lo ha conseguido con esta bicicleta bautizada como la hermana pequeña de la Dogma F10. Derivada de la F8 y aplicando las soluciones aerodinámicas que el emblemático fabricante de Treviso y la automovilística Jaguar desarrollaron juntos. De esta unión se ha creado una máquina veloz y cómoda. Pese a que incita a rodar a intensidades “submáximas”, el altísimo confort invita a no poner límites al recorrido. Cuanto más larga sea la ruta y a más velocidad exprimamos la máquina, mayor será el placer que nos proporcione y mejores serán nuestras sensaciones encima de ella.

Pinarello-Gan-22

Y la degustamos enfundados en la exclusiva equipación de la marcha cicloturista La Indurain, www.laindurain.com. Y, atención, que Pinarello ofrece una oferta única para adquirir una de las diez bicicletas Gan pedaleadas en La Indurain de este año con un descuento especial; una máquina de la temporada 2018 con esa rebaja por haber sido utilizada. Si estas interesado en esta oportunidad llama a Pinarello (948.303.246).

La primera de estas sensaciones que transmite nada más montar en ella es la de confort. También estabilidad, suavidad, calma… Pero nada más se empieza a pedalear, pide que se exprima más energía a los pedales, que se aumente la velocidad. Las aceleraciones no son bruscas, pero se nota que progresivamente va aumentando esa velocidad, y esa progresión no para hasta que la velocidad crucero sea muy alta. Se nota que es una bicicleta que a revoluciones altas se desenvuelve mejor.

Pinarello-Gan-19

Toda la fuerza que realizamos sobre la bici se transmite al asfalto gracias a la rigidez tanto del cuadro y la horquilla como de los componentes. Sobre todo, al pedalear de pie sobre la bici es cuando se intensifica esta sensación.

El manillar ergonómico Talon Most Aero junto con la horquilla Flatback proporcionan gran sensación de rigidez en la parte delantera, al mismo tiempo que mejoran el flujo de aire consiguiendo una óptima aerodinámica. Por otra parte la geometría del triángulo trasero ayuda a que no se desperdicie energía en la transmisión a la rueda trasera.

Suma de detalles

Las formas aerodinámicas del cuadro así como el diseño de tirantes traseros para esconder el freno trasero, u otros detalles como las arandelas de la dirección con la parte trasera alargada para mejorar el flujo de aire, “enrutamiento” interno del cableado etc, hacen que sea una de las bicis con el mejor coeficiente aerodinámico.

Pinarello-Gan-27

Todo esto proporciona las condiciones necesarias para rodar a velocidades de crucero altas por el llano. En cuanto empezamos a descender un puerto, si la carretera no tiene muchas curvas ni zonas técnicas, el comportamiento de la bici es muy estable. No sentimos ninguna pequeña vibración aunque se superen los 80 kilómetros por hora.

En cambio, en descensos técnicos y revirados, el escenario cambia por completo y la exigencia, también. En este caso nos imaginábamos que quizá sería algo menos manejable para cambios bruscos de inclinación y algo lenta en el paso de la curva. Pero ha sido una grata sorpresa el sentir que se conduce con agilidad en estas situaciones y también con facilidad para inclinarla a un lado y otro, transmitiendo total seguridad en todo momento.

Pinarello-Gan-24

Asimismo, cuando la pendiente inclinada se vuelve a la contra, las sensaciones experimentadas se dividen en dos. En subidas de poca pendiente, tiende a mantener la velocidad y avanzar con cierta facilidad ganando metros de ascensión. La robustez de la misma hace que no se estanque en rampas que no sean muy empinadas.

En cuanto empezamos la escalada en carreteras casi imposibles que miran al cielo y se pierde ya por completo la velocidad que se ha mantenido hasta entonces, la bici transmite la dureza real de la pendiente y quizá en estos casos se puede notar un poco la desventaja que tiene en la báscula respecto a otras. De todas formas, la efectiva transmisión de la fuerza aplicada hace que salvemos la situación sin sufrir demasiado. Además, los platos compact 50×34 con que viene montada, ofrecen la posibilidad de encontrar multiplicaciones adecuadas para hacer la subida mucho más cómoda.

Pinarello-Gan-17

Los cuadros Gan, aunque todos comparten el mismo molde, están disponibles en tres versiones en función del carbono que se emplea: GAN RS carbono T900, GAN S carbono T700 y GAN T600.

La versión que hemos probado de la Pinerallo Gan es la T600 y aunque sea ligeramente menos rígida y algo más pesada que sus familiares, está a la altura de otros carbonos de alta gama de muchos otros fabricantes. Quizá, tal y como ha sucedido en muchas otras ocasiones con el fabricante italiano, el peso es su talón de Aquiles. Pero la verdad es que lo sabe suplir muy bien con otras características como máxima rigidez, notable aerodinámica y sobresaliente estabilidad.

También cabe añadir que las tres versiones de la Gan llevan el eje pedalier de rosca italiana y enrutamiento interno del cableado. Algo que como siempre se ocupa de recordar Pinarello, es un elemento que no se negocia.

Pinarello-Gan-26

En cuanto a las características del cuadro son aquellas que hicieron única a la F8, aunque en la Gan crecen ligeramente las vainas y el tubo frontal de dirección es ligeramente más alto con lo que se aleja un poco de la posición extrema del profesionalismo y se adapta mejor al cicloturista. Pero en ningún caso pierde la esencia para la cual fue creada la F8, la de rodar veloz, fuerte e incluso agresivo.

Montaje y ruedas

Pinarello ofrece montajes a la carta para todos sus modelos. Esta Pinarello que hemos probado en el test es ideal para el cicloturista exigente que quiere material de altísima gama pero sin derrochar dinero. El nuevo grupo Ultegra R8000 funciona con máxima precisión y fiabilidad, es más, puede afirmarse que roza la perfección. Si optamos por un grupo mecánico, solamente quedaría la opción del grupo Dura-Ace para los que buscan alguna opción superior en el montaje con el que se ganaría algunos gramos de ligereza y exclusividad a la bicicleta.

Pero al mismo tiempo la diferencia de coste aumentaría de forma significativa, mientras que en funcionalidad la mejora sería solamente apreciable por los más ‘sibaritas’.

Pinarello-Gan-30

Las ruedas Cosmic Pro Carbon Exalith van acorde con la Gan. Polivalentes, confortables y rápidas. Al pedalear de pie para acelerar la bicicleta, se nota que la fuerza aplicada se transmite uniformemente. Una vez lanzada la bicicleta, el perfil de 45mm garantiza el poder mantener a velocidades altas sin demasiado esfuerzo. Además, la llanta diseñada para proporcionar la mejor aerodinámica con cubiertas de 25mm y el tratamiento Exalith que garantiza el mejor frenado incluso en condiciones adversas, consiguen que sea todo un placer rodar sobre ellas.

Las cubiertas de 25mm junto con la capacidad de absorción del carbono, hacen que no se pierda el confort y la estabilidad aunque se decida rodar por terrenos más irregulares. Nos hemos metido incluso por tramos de ‘sterrato’ y la bicicleta ha seguido respondiendo a las expectativas.

El manillar integral Talon Most Aero aparte de ser aerodinámico es de lo más confortable. Aunque al principio surgieron dudas por su parte superior plana y la imposibilidad de modificar el ángulo de la curvatura del manillar, nada más montar sobre ella desaparecieron. La parte superior plana e inferior, ligeramente ovalada en sentido del agarre de la mano, lo hacen totalmente ergonómico.

Pinarello-Gan-5

Vamos a decir que es una bicicleta estable, compensada y confortable pero que no sugiere el cicloturismo tradicional de recorrer diferentes rutas a ritmos relajados. Sino que se ha adaptado al cicloturismo actual, ese que cada vez se acerca más a la competición y donde el ciclista quiere sentir las sensaciones que tienen los corredores profesionales a velocidades extremas.

Eso sí, siempre pensando en ofrecer una versión al alcance de todos, desmarcándose un poco de las necesidades más extremas de la competición pero sin llegar a renunciar a la velocidad. Al mismo tiempo, más accesible a aquellas economías que no pueden llegar a las cifras que supone una bicicleta de gama superior, como la Pinarello F10 que ya tuvimos el placer de probar en Zikloland.

Pinarello-Gan-1

Características técnicas:

  • Grupo: Shimano Ultegra mecánico R8000
  • Ruedas: Mavic Cosmic Pro Carbon Exalith
  • Cuadro: GAN
  • Tallas: 44-46,5-50-51,5-53-54-55-56-57,5-59,5
  • Material: Carbono T600
  • Talon MOST Aero 1K
  • PVP (montaje test): 5.780 euros.

Fotos: Oskar Matxin, Facebook

Otros test Pinarello:

Pinarello Angliru: La facilidad de llegar muy lejos

Pinarello Dogma F10: El presente convertido en leyenda

Pinarello España
Polígono Industrial Comarca 2, Calle A, Nave 30
31191 Esquiroz (Pamplona, Navarra)
948.30.32.46
pinarello@pinarello.es
www.pinarello.es 

Pinarello potencia su sello único: “La bici se hace para ti”

Test anteriores:

Todos los test de Zikloland

Galería