Mallorca 312-Giant-Taiwan: Números, esfuerzo y personas que impresionan

mallorca-312-2019-2

Foto: Mallorca 312

Cada Mallorca 312-Giant-Taiwan se compone de números y especialmente de personas. Los números de la edición de 2019 han sido redondos: décimo aniversario, 8.000 participantes recorriendo la isla, unos invitados VIP que entre todos suman varias grandes vueltas, monumentos, podios y etapas de todo tipo ganadas como ciclistas profesionales y, por supuesto 312 kilómetros para completar el reto o los 225 ó 167 de las distancias intermedias.

En estas cifras también cabe destacar al gran equipo de casi 900 personas entre organización, voluntarios, miembros y cuerpos de seguridad y demás personal que cuidan todos los detalles y que hacen posible el éxito imparable de este evento que en este 2019 ha cumplido diez años.

Lo que también encierran estos números son 8.000 bicicletas distintas, 8.000 cicloturistas que al margen del maillot oficial de la prueba fabricado por Gobik se equipan a su manera. Es otro prisma con el que mirar un evento de esta magnitud y de analizar cómo incide en el consumidor las marcas y el propio mercado ciclista. Por ejemplo, un 30% de participantes en una Mallorca 312 son de nacionalidad británica, casi mayoría si no fuera por el 32% de cicloturistas españoles.

mallorca-312-2019-1

Foto: Mallorca 312

¿Qué significa esto? Pues que basta observar esta marcha desde dentro o como mero espectador desde fuera para efectivamente darse cuenta de la influencia del Team Sky en este mercado británico. Evidentemente no se puede cuantificar con cifras exactas, pero el pack compuesto por casco Kask, ropa Rapha –la que vistió Sky antes de cambiar a Castelli- de cualquier modelo y un buen puñado de bicicletas Pinarello o bien Canyon, la asociada a Rapha en sus tiendas exclusivas, salta a la vista.

El ejemplo anterior ilustra estas tendencias e influencias del mercado en el consumidor, como también lo es comprobar que las monturas aero se imponen a las bicicletas granfondo o escaladoras, pese a que recorrer una Mallorca 312 supone atravesar las dos vertientes de la Sierra de Tramontana subiendo y bajando continuamente y acumular un desnivel positivo de casi 5.000 metros.

Son observaciones generales, pero la experiencia propia de quien firma esta crónica es que desde su primera participación en 2013 estas tendencias han evolucionado de la misma forma que los números totales de este evento han crecido exponencialmente. En muchas ocasiones todo aquel que quiere cambiar de bici o se fija en algún modelo en concreto lo hace mirando ciclismo profesional en la pantalla de su televisión o en su dispositivo móvil. Pero quien acude a este tipo de marchas cicloturistas multitudinarias o incluso más pequeñas en participación, tiene ante sí el escaparate más real.

Otro de los signos de la evolución de la bicicleta tomando como referencia una Mallorca 312 es que el freno de disco se ha acabado imponiendo. No nos atrevemos a asegurar ningún porcentaje dado que no tenemos un censo de las 8.000 bicis participantes, pero desde la salida en Playa de Muro hasta la línea de llegada en el mismo punto, también es algo que salta a la vista, especialmente en la parte del recorrido en el que confluyen momentáneamente las tres distancias de la marcha.

mallorca-312-2019-3

Foto: Mallorca 312

mallorca-312-2019-4

Foto: Mallorca 312

Es ahí cuando adelantando participantes o bien moviéndote en un grupo que marcha a tu propio ritmo te acabas de dar cuenta que pese a que no son mayoría absoluta, cada vez son muchas más. Y en este punto sí podemos afirmar que en las primeras ediciones que conocimos que alguien optara por una bici con discos era poco menos que una excentricidad.

Giant es el proveedor oficial de bicicletas y el patrocinador principal de esta Mallorca 312. Distribuyó entre periodistas especializados sus tres modelos de 2019, Propel, Defy y TCR Advanced, por supuesto en algunos modelos con su versión de freno de disco. En el caso del dorsal 312, es decir, el personaje homenajeado de esta edición, Alberto Contador optó por su Trek Émonda, igual que su compañero Ivan Basso, también presente en esta edición o el ganador del Tour de Francia 2006 e igualmente imagen de Trek, Óscar Pereiro, quien finalmente pudo participar con su Madone habitual tras algún susto con el transporte.

Hablar y resaltar el material utilizado en una Mallorca 312 no tiene nada que ver con su dureza y el tremendo desafío físico y mental que supone. Podríamos buscar algún refrán pero se entiende perfectamente. En la previa de la carrera conversamos con Pedro Horrillo, participante en las diez ediciones, y recordamos un consejo básico que nos dio antes de estrenarnos en 2013.

Hay que dedicar unos minutos a ti mismo en uno de los avituallamientos cuando ya hemos recorrido casi 200 kilómetros. “Paras, te quitas el casco y las zapatillas, respiras, estiras y comes y bebes algo con tranquilidad”. Efectivamente ponerlo en práctica supone no desfallecer cuando camino de Artá en la parte final de la marcha los caminos estrechos y los repechos interminables con sabor a clásica belga castigan nuestras cansadas piernas.

Pero no hay un número más importante en una Mallorca 312 que el 300. Sí, como suena. Cuando vemos que nuestro dispositivo marca ese número y la organización nos regala unas palabras en castellano, inglés y alemán que rezan: “Ya casi lo has conseguido”, se deja atrás ese cansancio y suben tus pulsaciones y tu media de vatios. Los otros 12 kilómetros finales pasan demasiado rápido, pero completar los 312 es una satisfacción que dura para siempre. En nuestro caso es la quinta vez, habiendo conocido tres recorridos diferentes y con un tiempo de 10 horas y 38 minutos, a una media oficial de 29,34 kilómetros por hora para –esto es lo de menos- acabar en la 117ª posición.

Son números que impresionan, pero lo más importante de éstos es que incluyen a todas las personas y amigos y amigas que año tras año te llevas de una Mallorca 312.