Landa: “Históricamente, la última semana es la mejor para nosotros”

mikel-landa-alejandro-valverde-tour-francia-2018

Foto: Movistar Team

En el último día de descanso antes de la semana decisiva del Tour, Mikel Landa y todo el Movistar Team recuperan el optimismo para darle la vuelta a una semana alpina donde han sido superados por el Team Sky. El equipo navarro confía en poder revertir la situación en un terreno que, consideran, es más propicio para ellos.

Landa, de hecho, espera ir a más en este tercer bloque de la carrera: “Ayer ya noté una mejoría en la espalda; no sentí una molestia como la de días anteriores. Soy optimista con ello. En cuanto a nivel físico, la segunda semana en 2017 quizás fue cuando mejor me encontré. Este año no ha sido así, y por ello y por cómo ha sido mi preparación, quizás sea la tercera de 2018 cuando mejor me vaya a sentir”.

El gran rival, está claro, es el Team Sky, aunque sin descuidar a otros corredores. En cualquier caso, el ciclista vasco cree que los británicos notarán la baja de Moscon: “Nuestra ambición es seguir intentando desgastar al Team Sky, ponerles en dificultad, sin olvidarnos de que nosotros dos estamos estamos sexto y octavo en la general, y de que tenemos corredores por delante en la misma, como Roglic o Dumoulin, que también deberán ayudar a hacer daño. Sky ha perdido un corredor importante como Moscon, un hombre muy polivalente que les hacía un gran trabajo tanto en el llano como en las subidas, y el equipo deberá ser un poco más débil”.

mikel-landa-alejandro-valverde-tour-francia-2018

Foto: Movistar Team

Desde luego, por su parte no va a quedar, afirma: “Nosotros seguro que lo vamos a intentar. La semana pasada no pudimos con ellos, estuvimos lejos, pero esto es una carrera de tres semanas y a nosotros históricamente nos ha ido siempre mejor la última. Estamos con esa esperanza y esa confianza”.

Uno de los días clave será esa etapa tan corta, y a buen seguro explosiva, del miércoles en Saint-Lary-Soulan: “La etapa corta del miércoles será la gran novedad, un día al que todo el mundo le tenemos ganas, sobre todo lo que estamos por detrás en la general y deseosos de hacer algo ese día. Por otra parte, la etapa del viernes llegará con todo el cansancio acumulado de las tres semanas, y posiblemente los que estén por delante estarán intentando guardar algo para sacarnos más ventaja en la CRI. No creo que nadie pueda hacer un pronóstico de lo que va a pasar en Pirineos y acertar”.

“Hasta ahora ha habido mucha calma entre Thomas y Froome, pero está claro que los dos tienen mucha ambición. Para ‘G’, un éxito aquí sería cumplir el sueño de él y muchos otros ciclistas, que es ganar el Tour, mientras que para Froome sería ganar el quinto y entrar en la historia. Antes o después aparecerá el ego, la ambición de cada uno”, ha concluido.