La Vuelta a Burgos, en el alero: «No será fácil»

Vuelta-burgos-podio

Foto: Photo Gómez Sport

La decisión final se tomará el próximo martes 26 de mayo. Y «no será fácil». La Vuelta a Burgos (2.Pro), a disputar entre el 28 de julio y el 1 de agosto, no tiene asegurada su celebración esta temporada por las consecuencias socioeconómicas de la pandemia del coronavirus.

La Unión Ciclista Internacional (UCI) confirmó la Vuelta a Burgos en el calendario internacional que lanzó esta semana respetando sus fechas previstas, cinco etapas del 28 al 1 de agosto. El Instituto para el Deporte y la Juventud (IDJ), organizador de la prueba, espera ahora la determinación final de la Diputación Provincial.

El vicepresidente de la Diputación de Burgos, Lorenzo Rodríguez, ha confirmado en una rueda de prensa telemática que el anuncio, sea positivo o negativo, se dará a conocer el próximo martes: “Nos vamos a reunir para tomar una decisión sobre la Vuelta a Burgos, analizaremos los pros y los contras y decidiremos en consecuencia, no será fácil”.

El hecho es que las dificultades técnicas y sanitarias no son pocas y, por otro lado, los presupuestos institucionales se orientan ahora a cubrir las necesidades sociales y económicas que ha provocado la crisis del coronavirus. En el otro lado de la balanza está que la celebración de la Vuelta a Burgos podría suponer una notable promoción de la provincia y un soplo de aire fresco para la hostelería. Además, la participación se presume sobresaliente pues se trata de la primera competición de categoría en el calendario.

Iván Sosa ganó las dos últimas ediciones; Mikel Landa en 2017, Alberto Contador en 2016, y Nairo Quintana en 2013 y 2014.

Gafas ciclismo Spiuk: Ventix-K reinterpreta un modelo clásico

Luces diurnas: Un 240% más de visibilidad, un 33% menos de accidentes

Ciclocomputadores Garmin: Siete opciones para pedalear y navegar