Julio Izquierdo: “La UCI nos ha apoyado en nuestra lucha contra el dopaje”

burgos-bh-monaco-2018

De izquierda a derecha, Julio Andres Izquierdo, Victor Langellotti y Alberto de Mónaco.

El equipo Burgos-BH tiene motivos para la sonrisa. Después de un período de dudas, con una posible suspensión por culpa de los positivos de David Belda, Ibai Salas e Igor Merino, la Comisión Disciplinaria de la UCI ha decidido aceptar la auto-suspensión del equipo durante dos carreras: Tropicale Amissa Bongo y Challenge de Mallorca. La temporada de Burgos-BH comenzará el 6 de febrero, con la disputa de la Vuelta a la Comunidad Valenciana.

El manager de Burgos-BH, Julio Andrés, ha comentado con Zikloland la noticia: “Estamos muy contentos. La Comisión Disciplinaria ha abierto un expediente y podíamos ser sancionados con dureza. Nos dieron un período de dos semanas para presentar nuestra defensa y eso es lo que hicimos. Desarrollamos un trabajo muy serio y profesional para explicar, paso a paso, todo lo que hemos ido haciendo en la lucha contra el dopaje y también todo lo que queremos hacer en el futuro. Somos los primeros que no estamos contentos con lo sucedido, pero hemos dejado claro desde el principio que no nos habíamos quedado de brazos cruzados. Y la UCI lo ha entendido”.

La sentencia de la Comisión Disciplinaria de la UCI acepta la auto-suspensión de dos carreras: “Ellos han valorado todo lo sucedido. Les hemos explicando nuestra intención de no correr Tropicale Amissa Bongo ni Challenge de Mallorca. Ese período lo vamos a emplear en realizar una concentración con un doble propósito: entrenar, pero también trabajar la cultura contra el dopaje con charlas de médicos, abogados y especialistas. Todos debemos asumir la importancia del respeto del juego limpio. Y eso es lo que vamos a hacer. Es una iniciativa pionera. La Comisión lo ha visto muy bien e incluso nos felicita por ese tipo de decisiones. Al final, han ajustado el posible castigo a lo que nosotros habíamos propuesto como auto-suspensión”.

Para Julio Andrés, se acaba una pesadilla: “Han sido meses complicados. No se los deseo ni a mi peor enemigo. Pero creo que salimos fortalecidos de esta crisis. Todo el mundo debe asumir la tolerancia cero con el dopaje. Y ahora es el momento ideal para que pueda empezar a dedicar más tiempo a otros proyectos que tengo entre manos. Burgos-BH tiene que seguir creciendo. Hemos de incrementar el presupuesto para tener más y mejores ciclistas, más y mejor calendario, más y mejor infraestructura y estructura… No es un proceso sencillo. Pero creo que pronto vamos a ver los primeros pasos”.

El propio Julio Andrés analiza el equipo para 2019: “Estoy muy contento con el grupo que hemos desarollado. En 2018 teníamos una laguna en los sprints. Y hemos potenciado ese terreno con fichajes de jóvenes talentos y también con la continuidad de Dani López, quien ya dio un buen paso durante el último año. Para 2019, además, hemos traído ciclistas con calidad contrastada y que nos pueden ayudar en carreras de nivel WorldTour. Sinceramente, Burgos-BH está creciendo mucho y eso es lo que tenemos en la cabeza: mejorar cada año. Pero, sobre todo, lo mejor que tenemos es el respaldo de los patrocinadores. Ni en los momentos malos ha habido dudas. Saben que podemos desarrollar un proyecto que ilusione a todo el mundo y están cada vez más volcados con el proyecto. En 2019 tenemos los mimbres para ser la sorpresa de la temporada y para eso vamos a trabajar”.