Gorka Izagirre: “Es de agradecer que haya tanta gente de casa en Astana”

Gorka Izagirre: “Es de agradecer que haya tanta gente de casa en Astana”

Foto: Movistar Team

Gorka Izagirre cambiará de aires en 2019. El corredor vasco cambiará los colores del Bahrain-Merida por el celeste del equipo Astana después de una temporada muy positiva en lo deportivo para él. Ahora pasa los meses de invierno en el barro tratando de ganar el punto de forma para empezar la próxima campaña.

Gorka se confiesa “contento” con esas primeras pruebas que, asegurá, le vendrán bien “pensando en después”. Un ‘después’ pasa por una concentración en Calpe con sus nuevos compañeros y dos pruebas más sobre el barro: Pamplona, el 23 de diciembre, y Beasain en el último fin de semana del año.

El mayor de los Izagirre afirma estar “muy contento” con una temporada que terminó con 92 días de carreras en las piernas y donde tuvo “más libertad al principio del año” y eso se tradujo en mejores resultados aunque terminó por acusar un poco una campaña que llegó de Australia a Lombardia.

gorka-izagirre-tour-francia-2018-etapa14

El campeón de España cambia el rumbo a Astana. Foto: Bettiniphoto

Sobre el cambio a Astana, Gorka asegura estar “contento” con su nuevo equipo y el recibimiento que ha obtenido en un equipo donde habrá mucha gente de casa como Fraile o Pello Bilbao: “Mantenemos una buena relación. Siempre es de agradecer, sobre todo en un equipo de fuera”. Aunque todavía no ha hablado con los directores, cree que su papel pasará por “trabajar en las grandes vueltas” y tener “una oportunidad” en otras pruebas.

Finalmente, el ciclista vasco afirma que de cara a 2019 el principal objetivo es “mejorar, pero desde el invierno” para llegar con la condición física necesaria: “Hay que llegar competitivo a las carreras porque los resultados no siempre son fáciles de conseguir“, comenta antes de cerrar diciendo que intentará “superarse” el año que viene.