Dani López, alma clasicómana: “He conocido un mundo que me apasiona”

daniel-lopez-belgium-tour-2019

Foto: Burgos-BH

El equipo Burgos-BH ha firmado una notable actuación en el ZLM Tour. Destacó el holandés Jetse Bol, protagonista en la búsqueda de fugas, pero sobre todo se dejó ver el gallego Dani López Parada, quien firmó dos top10 en las etapas de una carrera que incluía equipos WorldTour y en el mejor momento de forma del año, como fue Jumbo Visma.

Dani López afronta en 2019 su segunda campaña profesional y ambas luciendo los colores de Burgos-BH. Pero el gallego siente que no tiene nada que ver lo que está suciendo este año con lo ocurrido el pasado ejercicio: “Me noto mucho mejor. Físicamente llego más entero a los kilómetros finales, pero sobre todo he descubierto un terreno que es mi favorito: las clásicas de Europa. En Bélgica y Holanda he conocido un mundo que me apasiona. Sé que tengo poca experiencia y poco conocimiento de esos recorridos, pero he visto que se me dan bien y creo que se me pueden dar todavía mejor”.

daniel-lopez-burgos-bh-2019

Foto: Twitter

El gallego de Burgos-BH no ha tenido demasiada fortuna en momentos clave de las carreras. Pero cada vez se ha visto más cerca de los mejores: “Este año me ha pasado de todo. Desde un pinchazo hasta una avería un poco más seria. Pero por decirte curiosidades, incluso se me rompió una lentilla por primera vez en quince años. Sin embargo, no me quejo de nada. Al revés. Todo esto me ha venido bien para aprender. O carreras como Ronde Van Drenthe. Es la más dura que jamás he disputado por culpa del viento, la lluvia… pero es también la que más me ha hecho disfrutar. Una cosa que he aprendido de estas clásicas es que todo el mundo va a partir una maneta, a pinchar, a caerse… Forma parte del día a día de la disputa de una clásica. Algunas veces te anulará. Otras no. Pero lo importante es que aprietes los dientes y sigas a tope”.

Esa notable actitud de Dani López se ha visto correspondida con dos top10 en el ZLM Tour: “Me he visto mucho mejor en esta carrera. Fui séptimo en la primera etapa y noveno en la cuarta. Estuvimos muy bien todo el equipo, con presencia. Es una carrera muy diferente a lo habitual. Igual que el Tour de Bélgica. O las clásicas que hicimos en marzo. En España estamos muy acotumbrados al formato de vuelta de tres o cuatro etapas, con alguna crono pequeña, finales en alto y días para sprinters. En cambio, en estas clásicas o en estas vueltas, el formato incluye adoquines, tramos de mucho viento y una meteorología que muchas veces condiciona más la carrera que los recorridos. Y, sin embargo, he descubierto que disfruto muchísimo”.

ZLM Tour: Doble top10 de Burgos BH