El CX español, ¿en su mejor momento?

aida-nuño-celebra-cx-llodio-2018-copa-españa

Foto: Javi Linares / Garaje Paco-Río Miera

“Hemos demostrado que el nivel del ciclocross español está muy alto y que podemos pelear codo a codo con cualquiera”. Con esta contundente frase cerró Aida Nuño (CC Meruelo), hexacampeona de España, sus declaraciones sobre la carrera en Elorrio hace ahora algo más de una semana. Desde entonces, otro par de pruebas UCI en territorio español han vuelto a demostrar que, al menos a este nivel, sí es cierto que los corredores españoles pueden disputar las victorias a quienes vienen de fuera.

Está claro que todavía no tenemos una gran figura entre la élite mundial, y que hay varios países que están nítidamente por encima. Y con Bélgica o Países Bajos es que no hay punto de comparación. Pero también es innegable el crecimiento de la disciplina en nuestro país. Y con crecimiento se hace referencia al aumento de nivel de quienes compiten.

Por ‘alusiones’, empezaremos por las féminas. En la última versión del ránking UCI, a fecha 6 de noviembre, precisamente Nuño es la mejor española en el 23º lugar de la lista. Y justo pegada viene Lucía González (Nesta Cx) a la que ha adelantado esta semana. Son dos españolas en el Top25 del mundo. Es la primera vez que ocurre en la historia del CX femenino. Además, por debajo vienen nombres como Luisa Ibarrola o Irene Trabazo, todavía sub23 pero que también están ya entre la 100 mejores del mundo.

felipe-orts-copa-españa-cx-elorrio-2018

Foto: RFEC

Si esto por sí mismo no bastaste como afirmación de que las ciclistas españolas sobre el barro se están igualando a sus rivales del panorama internacional, baste echar un vistazo a la clasificación por países y remontarnos atrás en el tiempo. Allá por 2009, España era el 17º país de la modalidad. Hoy se puede decir que el rendimiento de las nuestras permite que esté consolidado en el Top10 mundial. De momento ocupa la novena plaza, a sólo 42 puntos de Canadá y con más de 800 de margen para seguir dentro de esa zona noble.

Relevo generacional

Pero no sólo en las féminas hay buenas noticias. Con su victoria en Vic, Felipe Orts se mete en el Top15 del mundo. A sus 24 años y en clara progresión, el levantino ya ha firmado un octavo puesto en la Copa del Mundo este año. Sin duda, es la punta de lanza del ciclocross nacional y no se sabe dónde está su techo. Veremos a medida que avance la temporada.

Además, por su edad, Orts encarna a la perfección un relevo generacional. Ahora que Ruiz de Larrinaga, Aitor Hernández o Ismael Esteban van cumpliendo años, su irrupción supone una esperanza para el futuro. Y lo mejor es que aquí, como en el caso de las chicas, también viene alguien como Jofré Cullell que a los 20 años ya ha protagonizado actuaciones de mucho nivel. A día de hoy se sitúa el 99º en el ránking mundial. Y en juniors, Gonzalo Inguanzo también aprieta fuerte. Sin olvidar, en élite, a Kevin Suárez, de momento en una segunda línea.

El sub23 Cullell ha estado luchando por el podio ante élites consolidados a nivel europeo. Foto: @ciclismecat

Actualmente, después de Felipe Orts viene Ismael Esteban en el ránking, como 40º clasificado, y Larrinaga en el puesto 55. Y remontándonos, en la clasificación por países España se encuentra en sexto lugar, también más arriba que nunca y cerca de la República Checa. En este caso, a diferencia de las chicas, nuestro país se ha mantenido siempre entre los 10 mejores del mundo, aunque en la época de Murgoitio y un Larrinaga más joven rondaba más bien los puestos octavo y noveno.

Por supuesto, aún faltan cosas por mejorar en el CX español, como por ejemplo la incorporación de las regiones del Sur donde la disciplina es prácticamente inexistente, o una mejor organización de las categorías femeninas Pero los datos son los que son: Seis hombres y cinco mujeres en el Top100 mundial, con Orts en el lugar más alto de su vida y, por primera vez, dos féminas entre las 25 mejores. Si no es el mejor momento del ciclocross español, se le parece bastante.