Dauphiné: El engranaje de Sky, rodado para el Tour (Conclusiones)

tao-goghegan-hart-geraint-thomas-dauphine-2018-etapa7

Hart, tirando de Thomas. Foto: ASO

Dauphiné ya es historia. La aproximación al Tour es un hecho y ya van quedando pocos días para que empiece la Grande Boucle. Ahora todos los equipos y favoritos para la ronda francesa estarán haciendo balance de cómo va la aproximación. Este primer test no es en absoluto definitivo. Es más, quien exhibe un gran estado de forma aquí, suele ver como el Tour se le hace largo. Pero sí sirve para ver el statu quo actual:

El mejor Geraint Thomas. Hasta ahora es cierto que el galés es mucho más fiable en vueltas de una semana que en las de tres. Pero en este Dauphiné se le ha visto muy superior al resto. No gana ninguna etapa porque se cayó en el prólogo inicial, pero ha estado un par de niveles por encima de sus rivales. Gran victoria general del galés, que demuestra estar listo para Francia.

Team Sky arrasa por equipos. Esto no es ninguna tontería, teniendo en cuenta que en el Tour habrá una contrarreloj colectiva. El equipo británico fue manifiestamente superior, aunque es cierto que otras formaciones no traían el grueso de sus corredores que estarán después en la Grande Boucle.

Tao Geoghegan, el guardián. Casi parece esto un serial del Team Sky. Pero es que lo de Thao no ha sido normal. Se ha convertido en el gran baluarte de Geraint Thomas en los días de montaña, mucho más que Moscon o el propio Kwiatkowski. Al final incluso se ha llegado a acercar al Top10, pero lo principal es el ímprobo trabajo realizado para su compañero y vencedor final.

tao-goghegan-hart-geraint-thomas-team-sky-dauphine-2018-etapa7

Foto: ASO

El año de Pello Bilbao. No hay dudas de que está siendo su mejor temporada como profesional. La victoria en La Rosière, cima donde también llegará el Tour, es de enorme nivel sobre todo porque mantuvo la misma distancia con los favoritos en 13 kilómetros de subida. Todo esto viniendo del Giro y de haber tenido un mal día la jornada anterior, que le privó de pelear un puesto en la general.

Navarro la cara, Herrada la cruz. El equipo Cofidis partía con un claro liderazgo de españoles antes de empezar la carrera. Jesús Herrada parecía la mejor carta, pero no estuvo en las etapas duras. Por el contrario, Dani Navarro recordó al de sus mejores años. Especialmente amargo el final en la última etapa, rebasado a sólo 40 metros de meta por Adam Yates.

Nibali, aún lejos. Lo había dicho ya. No está todavía para dar su mejor versión. Además, durante la carrera también ha especificado que las alergias le han afectado un poco. Pero la única realidad en todo esto es que el italiano ha estado lejos de mostrarse siquiera competitivo. Cierra con un discretísimo 24º puesto y sin haberse mostrado delante.

Adam Yates, como su hermano. Además de ganar la última y exigente etapa con ese escaso margen sobre Navarro, Adam Yates ha sido el principal rival de Geraint Thomas. No ha podido disputarle la victoria de tú a tú, pero se va con el premio de un parcial y el segundo puesto. Al nivel de su hermano antes del Giro.

adam-yates-mitchelton-scott-8ª-dauphine-2018

Foto: ASO / Alex Broadway

Daniel Martin remonta el vuelo. No estaba -no está, de hecho- siendo el año del UAE Team Emirates. Pero el irlandés les ha dado por fin una victoria de las que hacen ruido. Además, siendo muy protagonista en carrera y habiendo acabado segundo el día antes. Después de una mala primera parte del año, parece que Martin se entona. Igual que su equipo.

No es carrera para sprinters: De aquel Dauphiné con dos mitades claras queda ya más bien poco. Esos tres o cuatro días llanos, la crono y el fin de semana para subir puertos. Aquello pasó a la historia. Velocistas puros de nombre sólo ha ido Coquard, y en las dos primeras etapas se hizo tan dura la carrera que ni siquiera tuvo opciones de hacer nada. Ackermann es lo más parecido a un sprinter puro que ha alzado los brazos. Impey es un corredor rápido, pero mejor en grupos algo más reducidos.

Alaphilippe, en su salsa. Primero se puso a rueda de Daniel Martin. Luego se abrió un poco para que pasaran Thomas y Bardet. Midió la distancia ‘a lo Valverde’ y pegó el estacazo. Una victoria de etapa de manual para el francés, que en estas llegadas no tiene más rival que el murciano… y este año ni eso.

julian-alaphilippe-criterium-dauphine-2018-etapa4

Foto: ASO

La valentía de Bardet. Para un ciclista como él, quizás el tercer puesto del podio se quede un poco corto. Más que nada porque aseguraba que venía a ganar. Sin embargo, Thomas ha demostrado ser superior a él. Camino de La Rosière intentó un ataque lejano. Sky respondió bien, lo alcanzó y luego el galés le sacó tiempo con un fuerte ataque de dos kilómetros. En Saint-Gervais Mont Blanc sí que pudo descolgar a Thomas, pero apenas le sacó 10 segundos y ya tenía casi dos minutos de rémora en la general.

Buchmann, Latour, Martin, Tolhoek. Quizás han estado en un segundo plano, pero son cuatro ciclistas jóvenes, que rondan los 25 años, y han estado siempre junto a los más fuertes de la carrera. En concreto Latour muy activo, entrando en fugas, preparando el terreno a Bardet y, con todo, acabando séptimo. Buchmann se ha mantenido con los que han disputado la victoria casi hasta el final todos los días y acaba sexto en la general. Guillaume Martin y Tolhoek, algo más discretos, han sido 12º y 13º respectivamente. Siguen dando pasos en su progresión.