Bontrager WaveCel: Un casco revolucionario que aumenta nuestra seguridad

Bontrager_Wavecel_07

Trek y Bontrager han vuelto a demostrar que se toman muy en serio la seguridad del ciclista. Además de ofrecer los juegos de luces más demandados del mercado, su amplia oferta en cascos se ve aún más reforzada gracias a la tecnología WaveCel, la célula en forma de paneles que recubre nuestra cabeza y que está situada en la propia carcasa interior del propio casco.

Para ser más concretos, el WaveCel es, según la definición de la propia marca, una estructura de celdas retráctil y es una tecnología exclusiva de Bontrager llamada a marcar un nuevo hito en los estándares de seguridad aceptados por la industria durante los últimos treinta años.

Hemos visto a los ciclistas del Trek-Segafredo lucir el modelo XXX y a primera vista llama poderosamente la atención esas celdas que se avistan desde los orificios frontales de ventilación. Ya sea en color flúor o bien pintadas de negro como están disponibles en otros modelos, ese panel es en esencia el WaveCel.

Bontrager_Wavecel_01

Como casi siempre, las primeras impresiones son las que cuentan, por eso cuando tuvimos el casco en nuestras manos por primera vez advertimos que su peso era ligeramente superior a otros modelos similares de Bontrager, como el Velocis. Pero sólo son 53 gramos más de media en cada casco, un peso extra insignificante para la protección avanzada que son capaces de ofrecernos.

No tenemos que ver este WaveCel como un añadido más a un casco o como un elemento improvisado que simplemente es un extra a la tradicional estructura con espuma EPS con la que están construidas estos esenciales elementos para salvarnos la vida o evitar lesiones graves en caso de caída o accidente. Esta revolucionaria tecnología, exclusiva de Bontrager, responde a concienzudos estudios y una creación de un ingeniero biomecánico y un cirujano ortopédico que deseaban resolver el problema de los traumatismos craneales asociados al ciclismo. Incluso, cuentan desde la marca en este fascinante relato, que fue la primera tecnología avanzada para cascos en recibir financiación del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos.

El definitiva, el WaveCel está diseñado para proteger mejor nuestra cabeza en caídas bruscas y los giros, vueltas e impactos de ángulo que pueden generar. Repartir mejor esas zonas de protección y no sólo estar focalizadas en un único punto de impacto. O explicado aún mejor: al recibir un impacto, la estructura material sufre un cambio compuesto por tres fases que absorbe la energía antes de alcanzar la cabeza. Son altamente eficaces, según reza este estudio y todos los trabajos y pruebas realizados por Trek, en la prevención de conmociones cerebrales causadas por los accidentes de ciclismo más habituales.

El modelo que hemos sometido a prueba es el XXX, es decir, el tope de gama en la versión de carretera, pero Bontrager extiende el WaveCel a los modelos Blaze (montaña), Charge Commuter (urbano) y el Specter, otra versión para carretera, montaña o gravel más asequible y con un aspecto similar al XXX. En definitiva, desde que el fabricante de Waterloo puso esta tecnología en el mercado, ninguna de las posibilidades queda excluida de esta tecnología, por lo que mejora e incrementa su ya de por sí sobresaliente y variada oferta de cascos y seguridad.

Bontrager_Wavecel_03

Volviendo al Bontrager XXX WaveCel y superada esa primera impresión de peso extra nada más tenerlo entre las manos, el primer acto reflejo antes de colocarlo y ajustarlo en nuestra cabeza es, efectivamente, tocar ese panel interior. Su tacto es duro, relativamente rígido porque si presionamos con los dedos encontramos cierta flexibilidad en diferentes puntos. En cualquier caso, saber de entrada que contamos con una protección extra te sugiere que vas a ir mejor protegido sí o sí.

El ajuste es perfecto, igual que su comodidad contrastada como otros modelos que hemos probado como el citado Velocis o el Ballista. Con esto queremos decir que ese extra en el interior de la estructura que corresponde a las celdas del WaveCel no supone ni presiones extra cuando giramos la rosca trasera ni ningún punto de incomodidad en toda la superficie de nuestro cráneo o la frente, una zona más delicada para algún usuario.

Bontrager_Wavecel_09

Los separadores regulables de las correras no tienen secretos para un ajuste rápido y sencillo, prácticamente igual que en anteriores modelos que ya hemos citado. En el aspecto de las almohadillas interiores, destaca la NoSweat con inserciones de silicona, diseñada estratégicamente para que el sudor que cae de nuestra cabez o frente no vaya directamente a nuestros ojos. Aunque este punto es relativo, ya que dependerá de nuestra propia sudoración o de las condiciones de humedad donde estemos rodando, es decir, no siempre vamos a estar a salvo de que el sudor se cuele en nuestros ojos, aunque a decir verdad estos detalles ayudan a evitarlo.

En cuanto a la ventilación o su diseño aerodinámico, Bontrager no ha fabricado el XXX para que sea un modelo convencional o propiamente aero como fue el Ballista. Esta creación conjuga estos dos aspectos, el de un casco con aperturas lo suficientemente amplias para que el casco respire bajo las condiciones de temperaturas más altas y a su vez tiene un diseño limpio en la parte trasera con toques estratégicamente aerodinámicos. Un todo en uno en definitiva para que a la hora de ir a elegir un casco no caigamos en ningún dilema. Si podemos tener uno solo que cumpla las dos funciones, pues mucho mejor.

Bontrager_Wavecel_05

Bontrager_Wavecel_08

Por supuesto este casco Bontrager XXX WaveCel viene con el compromiso de garantía de Trek llamado ‘Crash Replacement Guarantee’, es decir, ofrece la sustitución gratuita en caso de accidente para el propietario original durante el primer año a partir de la fecha de compra. Incluso para los ciclistas más mitómanos, ofrece el kit de pegatinas del equipo World Tour Trek-Segafredo, para disponerlas por la propia superficie del casco y que la versión sea idéntica a la de los Bauke Mollema o Jasper Stuyven.

Está disponible en tres tallas diferenciadas: S, M y L para poder elegir la mejor opción –como siempre conviene probárselo y ajustarlo bien para no equivocarnos con la elección- y su precio recomendado es de 249,50 euros, tal y como figura en la web de Trek donde se puede comprar de forma directa.

Bontrager_Wavecel_02

El color que hemos sometido en nuestra prueba, acompañado de la Trek Émonda SL 7 montada con Sram Force AXS de la que os hablaremos próximamente, combinado con las zapatillas Ballista y su particular cierre Boa en el talón, es el rojo. Está disponible en otros cuatro colores: negro mate, celeste, amarillo flúor y blanco. Una variada gama para que combine con cualquier color en nuestra bici o ropa, aunque en materia de seguridad, ésta debe ser la última de nuestras preocupaciones. O mejor dicho, ni tan siquiera debe ser elevada a categoría de ‘preocupación’.

Como tampoco debe serlo que un casco pese sólo 53 gramos más, porque en ese insignificante peso podemos encontrar toneladas de seguridad extra. La que esta tecnología WaveCel es capaz de ofrecernos en caso de caída. Ojalá no lo tengamos que comprobar nunca, pero siempre es bueno saber que podemos rodar mejor protegidos.

Fotos: David Fuentes, www.davidfuentesphoto.com

Bontrager XXX WaveCel

Gama cascos WaveCel

Estudio completo: Qué es el WaveCel

La tecnología WaveCel sólo está disponible en los cascos Bontrager vendidos a través de la red de distribuidores autorizados de Trek y Bontrager.

Para más información, visita la página trekbikes.com/wavecel y sigue a Trek en las redes sociales a través de FacebookTwitter, e Instagram.

 

Todos los test de Zikloland

Galería