El Tour de Francia y su misterioso cuarto pasajero

mate-cofidis-2017

El Cofidis es un fijo del Tour.

A finales de los años 70, se hizo muy famosa una película conocida en España como “Alien: el octavo pasajero”. Ahora, camino del Tour de Francia de 2018, tenemos de nuevo una situación similar: descubrir quién será el cuarto pasajero en las invitaciones de la carrera más importante del mundo. Imaginamos que no se tratará de ningún monstruo decidido a matar al resto de equipos. Pero conocer su identidad también supondrá una larga espera y mucho suspense.

El titular parte de este texto parte de una premisa que tal vez sea equivocada, pero que ASO, organizador de la carrera, difícilmente incumplirá: hay tres equipos que se saben con pie y medio en el Tour de Francia. En concreto, nos referimos a tres conjuntos franceses: Direct Energie, Cofidis y Fortuneo. Veamos sus puntos fuertes.

Para empezar, Direct Energie cuenta con el peso de la tradición. Son franceses, llevan muchos años corriendo de forma consecutiva el Tour de Francia y en sus filas cuentan con una de las promesas más importantes del ciclismo galo: Lilian Calmejane, ganador de etapa en el Tour de 2017 y de las generales finales de carreras como Estrella de Besseges, Semana Coppi&Bartali o Circuito La Sarthe. Y con un veterano ilustre: Sylvain Chavanel que aspira a correr su 18º Tour consecutivo y establecer un récord absoluto de participación. El equipo de Bernaudeau se ha reforzado con Rein Taaramee (Katusha-Alpecin), aunque ha perdido hombres como el velocista Coquard y el retirado Voeckler.

Calmejane, ganador en Stations des Rousses. Foto: ASO

Cofidis es otro conjunto que tiene su plaza garantizada. La escuadra del crédito telefónico ha apostado por la renovación de caras para 2018 y ha incorporado a los hermanos Herrada, Jesús y José -también siguen Luis Ángel Maté y Dani Navarro– pensando en dotar de más fondo de armario a una escuadra que hasta ahora ha dependido demasiado de un Nacer Bouhanni que nunca ha logrado brillar en el Tour de Francia. Pierden, en cambio, a Florian Senechal, al QuickStep.

Fortuneo es otro de los que sabe que tiene la invitación en el bolsillo. Lleva ya varios años acudiendo al Tour. Pero lo más importante ha sido el movimiento hecho en los despachos con el fichaje de Warren Barguil. Con 26 años, Barguil se llevó la general de la montaña del pasado Tour de Francia, así como dos triunfos de etapa. También llega Amael Moinard (BMC Racing Team), aunque pierden al argentino Eduardo Sepúlveda (Movistar Team) y velocidad sin Daniel McLay (Team EF Education First). Resulta impensable que ASO deje fuera a la nueva joya del ciclismo galo de la carrera con más focos televisivos del mundo.

barguil-sunweb-tour-francia-2017

Barguil, gran protagonista en el último Tour. Foto: ASO

Con esas tres plazas fijas, llega el debate: ¿quién será el cuarto pasajero? La respuesta es muy sencilla: nadie puede estar seguro a estas alturas de año de ser merecedor de esa plaza final. Para empezar, ASO debe plantearse si apuesta más por el ciclismo francés o abre el abanico de candidatos. Si para esa cuarta invitación piensa también en proteger a los equipos de “casa”, dos son las alternativas: Delko-Marsella y Vital Concept.

Delko-Marsella se ha reforzado bien con ciclistas de la experiencia de Javier Moreno para la montaña -y siguen Delio Fernández y Ángel Madrazo– y de la velocidad del australiano Brenton Jones para los sprints masivos. Además, han incorporado a Gorka Gerrikagoitia en la dirección deportiva, otro fichaje que debe servir para estabilizar la estructura técnica.

Vital Concept, por su parte, apuesta por talentos consolidados como Bryan CoquardKévin Reza (FDJ) y Jonas Van Genechten (Cofidis)- también aportan velocidad- o por jóvenes emergentes como Quentin Pacher (Delko) o Johann Le Bon(FDJ). Su gran hándicap se trata de la condición de escuadra debutante, lo que no suele ser bien acogido de cara a las invitaciones del Tour.

stefan-denifl-etapa-17-vuelta-espana-2017-los-machucos

Denifl (Aqua Blue Sport) celebra la victoria en Los Machucos. Foto: Unipublic/PhotoGomez Sport

Si ASO piensa en ampliar fronteras para esa última plaza, el abanico se abre y mucho. Equipos como CCC o Israel podrían tener sus opciones, pero parecen centrados en el Giro de Italia de 2018, por lo que su candidatura no es demasiado sólida. En cambio, Wanty-Gobert intentará repetir la invitación de 2017, aunque sus prestaciones deportivas no fueran demasiado brillantes. Otro equipo que va a poner toda la carne en el asador es Aqua Blue Sport, formación irlandesa que se llevó una etapa de la Vuelta a España de 2017 y que tiene en su plan el wildcard del Tour.

El nombre de ese cuarto invitado es toda una incógnita. Y habrá que esperar para conocer quién es el agraciado con el premio “gordo” de la lotería de las invitaciones.