Urán avisa: “Estoy en muy buena forma”

rigoberto-uran-ataca-milano-torino-2017.jpg

Urán, en el momento del ataque decisivo. Foto LaPresse - Fabio Ferrari

Rigoberto Urán (1987-Cannondale-Drapac) ha logrado su segunda victoria de la temporada en la 98ª edición de la Milán-Turín, donde se ha marchado en solitario en la subida final a Superga para encabezar un podio de lujo junto a Adam Yates (Orica-Scott) y Fabio Aru (Astana)

“Estoy muy contento con este victoria. Seguramente he atacado un poco demasiado temprano, pero lo quería intentar de lejos porque me siento en muy buena forma y conozco bien esta subida. Pensaba que Fabio Aru o alguien más me seguría, pero nadie lo ha hecho”, ha explicado el colombiano, que ya fue tercero en la victoria el año pasado en Superga de su compatriota Miguel Ángel López, al que sucede en el palmarés.

Urán se ha marchado en solitario a 2,8 kilómetros de la línea de meta y ha entrado victorioso en solitario, pudiendo celebrar así su segundo triunfo de la temporada después de esa novena etapa del Tour de Francia en que ganó por milímetros a Warren Barguilen un ajustadísimo sprint que disputó sin cambio.

Aquella etapa le catapultó hasta el segundo puesto final en la general del Tour de Francia, y para redondear la que está siendo la mejor temporada de su carrera tiene la opción de competir la victoria en el último Monumento de la temporada, el Giro de Lombardía, donde ha estado cerca del triunfo en distintas ocasiones (3º en 2008, 2012 y 2016).

“Il Lombardia está cerca y es bueno ver que estoy en una buena condición para mover el plato grande en los puertos. Ganar está bien, pero ara mí lo más importante es disfrutar de la competición tanto como lo hice en el Tour de Francia”, ha zanjado el antioqueño.

Milán-Turín: Urán, el más fuerte en Superga