Sheyla Gutiérrez, con las mejores: “Me da rabia, siempre quiero rematar”

Mundial-bergen-sheyla-gutierrez

Sheyla Gutiérrez. Foto: RFEC

Sheyla Gutiérrez, decimoséptima, y Mavi García, trigésimo primera, han terminado en el pelotón principal de la prueba femenina élite del Campeonato del Mundo de Bergen, en el que se ha impuesto en solitario la neerlandesa Chantal Blaak, con 28 segundos de avance sobre el grupo de 35 ciclistas, en el que la australiana Katrin Garfoot y la danesa Amalie Dideriksen lograban las dos restantes plazas del podio.

Una carrera que fue tremendamente dura, aunque el tiempo acompañó –no sólo no llovió, sino que el cielo permaneció inusualmente despejado- en la que la selección naranja fue la más fuerte, aunque hubiese bastantes intentonas por romper ese favoritismo, aunque antes de las dos últimas vueltas.

El primer momento clave de la carrera se producía cuando en la parte final de la penúltima vuelta atacaban Hannah Barnes (Gran Bretaña), Audrey Cordon-Ragot (Francia) y la propia corredora de los Países Bajos, iniciando el último giro con medio minuto. En la subida de Salmon Hill eran neutralizadas por un grupo de contraataque, con otras dos ‘tulipanes’ Annemiek Van Vleuten y Anna Van Der Breggen, la australiana Katrin Garfoot y la polaca Katarzyna Niewiadoma.

mundial-bergen-seleccion-española-femenina

La selección española. Foto: RFEC

Con esa superioridad, Blaak era la primera ‘naranja’ en intentarlo, en ese segundo momento decisivo del Campeonato, en el descenso… y la última, ya que aprovechó su talla de rodadora para llegar en solitario. El resto de la fuga era neutralizado por el pelotón, aunque Garfoot aprovechaba esa inercia para hacerse con la plata.

Las españolas Sheyla Gutiérrez y Mavi García han entrado en el pelotón perseguidor, firmando la 17ª y 31ª posición, respectivo. Ha acabado descolgándose en la última vuelta Eider Merino, que finalmente ha sido 55ª a 4:18, mientras que Alba Teruel, Lourdes Oyarbide y Alicia González han acabado abandonado.

Sheyla Gutiérrez:

La riojana, mejor clasificado, ha explicado al acabar la carrera que ha querido correr con sangre fría para intentar confiar en su sprint: “Ha sido una carrera en la que he querido arriesgar. He tenido mucha sangre fría, he corrido muy reservona. Sabía que no estaba al nivel de Van Vleuten y otras holandesas cuando han atacado en la subida, así que he querido arriesgar a estar atrás. Ha sido verdaderamente una carrera fácil, porque se ha ido rápido pero las fugas han estado controladas. Finalmente, se han ido por delante las más fuertes y nos hemos quedado ahí”, ha relatado Gutiérrez.

“El sprint (para la plata) ha sido un sprint grande y debería haber empezado más adelante, pero ha ido como ha ido. En condiciones normales debería haber hecho un mejor sprint. Habrá más. Holanda era la selección más fuerte y lo tenían más fácil para ganar. Han jugado sus bazas y les ha salido muy bien. Yo estoy contenta porque he demostrado que puedo estar delante, pero me da rabia porque siempre quiero rematar”, ha explicado la corredora de Cylance, que el año pasado fue top 10 en Doha.

Mavi García: “Tengo mucho que aprender”

Poco le faltó a Eider Merino para estar allí, ya que se descolgaba en la última subida, para terminar en el puesto 55º, a 4:18. “Normalmente no bebo mucho en carrera, y aquí he hecho lo mismo… y la distancia me ha pasado factura. Me han entrado unos calambres muy fuertes y es la primera vez que me pasa, pero casi no puedo ni terminar. Me han sobrado esos diez kilómetros finales. Aparte de eso, ha sido una carrera buena para mí, porque se ha ido a ritmo y lo único que me sabe mal es no haber podido estar más tiempo ayudando delante”.

Alba Teruel fue retirada en el penúltimo paso de meta, cuando cedía diez minutos, después de haber estado bastante tiempo con la cabeza. “Ha sido una carrera con un ritmo muy rápido de salida, al que no estamos acostumbradas. En la cuarta vuelta me he cortado pero he podido entrar, peor en la quinta ya me habían pasado muchos coches y ha sido imposible”.

Peor suerte aún corrían las otras dos españolas, Alicia González y Lourdes Oyarbide. La asturiana se sinceraba y decía que “hoy no iba ni bajando y lo poco que he dado ha sido cuando no hacía falta”, mientras que la vasca se expresaba de forma similar. “La subida se me ha hecho muy dura y he visto que no podía estar allí”.

Galería