Mathieu van der Poel, tocado en una rodilla

mathieu-van-der-poel-asper-gavere-2017-2

Foto: @Photopressbe / @BeobankCorendon

Mathieu van der Poel (1995, Beobank-Corendon) confía en tener “luz verde” para poder disputar y defender su liderato de la Copa del Mundo el domingo en Bogense (Dinamarca), después de golpearse la rodilla en Asper-Gavere, el domingo.

El infortunio, un pinchazo y una avería mecánica, impidió a Van der Poel alcanzar una nueva victoria en el Superprestigio que ganó Wout van Aert, siendo el neerlandés tercero. Pero lo que no se vio es que Van der Poel se golpeó la rodilla derecha y que tras curar la herida deberá guardar reposo unos días. “El jueves volveré a consulta y espero tener luz verde para poder defender mi liderazgo en la Copa del Mundo el domingo en Bogense”, afirmó.

El corredor del Beobank-Corendon certificó que sufrió un resbalón, sin caerse “pero mi rodilla golpeó una piedra”, una herida abierta que tuvo que cerrar con puntos de sutura y que “por precaución no puedo entrenar hasta el jueves”.

Esta temporada, se ha mostrado intratable, casi imbatible, ganador de tres pruebas de la Copa del Mundo, tres más del Superprestigio, el Campeonato de Europa y seis triunfos más.

Los horizontes de futuro del ‘joven Sagan’