Aqua Blue ataca con dureza a la Vuelta y Postobón respeta la decisión

wilmar-paredes-manzana-postobon-klasika-primavera-amorebieta-2018-2

Wilmar Paredes, en el podio de Amorebieta con Amador y Valverde. Foto: Photo Gomez Sport / Movistar Team

Los equipos Aqua Blue Sport y Manzana Postobón tuvieron el privilegio de correr la Vuelta a España de 2017. Ambos se han quedado fuera de la edición de 2018, puesto que los invitados han sido Burgos-BH, Caja Rural-Seguros RGA, Cofidis y Euskadi-Murias. Pero la reacción de los descartados ha sido muy diferente. Aqua Blue ha atacado con dureza a Unipublic y al propio deporte del ciclismo mientras Manzana Postobón dice aceptar con deportividad la decisión de la Vuelta.

El dueño de Aqua Blue ha contestado furioso y ha elegido las redes sociales para mostrar su cabreo. Este es un resumen del punto de vista de Rick Delaney: “Así, ¿qué temporada hacemos? Estoy tan cabreado con “el proceso”, ¿cuál es el criterio de selección? El año pasado no teníamos historia y tuvimos fantásticas invitaciones. Este año tenemos una historia positiva y tenemos pequeñas invitaciones o no somos invitados. Yo invierto millones en este deporte y trato de hacer algo diferente en términos de encontrar fórmulas para mantener este deporte vivo. Todo lo que pido es respeto”.

Delaney ha ido más allá: “No disputar carreras significa menos tráfico en nuestra web, lo cual significa que no habrá ventas y no habrá nuevo dinero para nuestro equipo. Ni tan siquiera hemos recibido una llamada de cortesía para decir que no somos invitados. Nosotros, con otros equipos, lo hemos tenido que descubrir vía las redes sociales. Eso es todo. El deporte está controlado por personas con mentalidad de “boys club”. De verdad necesitamos saber si esto es un deporte que da oportunidades reales. Simplemente increíble”.

En el otro lado de los damnificados, la visión es completamente diferente. Zikloland ha consultado una fuente de máxima autoridad dentro de la estructura de Manzana Postobón y su punto de vista es opuesto al de Delaney: “Nosotros nos discutimos la decisión de Unipublic. Del mismo modo que un año nos invitan, otro año están en su derecho de dejarnos fuera. Y nuestra respuesta siempre será la misma: máximo respeto. La relación con Unipublic fue, es y será siempre buena”.

En Postobón eran conscientes de que no iban a estar entre los elegidos: “Sabíamos que 2018 iba a ser un año complicado porque habían nacido equipos nuevos en España y cuando eso ocurre… uno sabe que lo más probable es quedarse fuera. Ahora mismo, nuestra obligación es sumar méritos. En la Klasika Primavera de Amorebieta, por ejemplo, fuimos terceros y metimos a tres corredores en el top10. Sólo Movistar fue mejor que nosotros. Vamos a hacer casi todo el calendario profesional español y queremos dejarnos ver y demostrar que el equipo sigue creciendo y que nos merecemos una invitación para 2019. Pero hay que hacerlo desde el respeto a los organizadores y peleando en la carretera”.

La Vuelta a España 2018 anuncia sus invitaciones