Ane Santesteban: “Pensé que nunca podría volver a competir” (Audio)

santesteban-2016

Santesteban, en una imagen de archivo. Foto: Facebook

Un mes después de su accidente, Ane Santesteban (Alé Cipollini) vuelve “poco a poco a la normalidad.” No recuerda cómo fue, incluso casi se le olvidó pedalear, “era imposible, no avanzaba”, afirma. Afortunadamente, su recuperación ha sido extraordinaria y ha empezado a entrenar “con muchísimas ganas de volver a competir”, después de “muchos altibajos”.

Santesteban, la representante olímpica en Río de Janeiro, describe a Zikloland cómo ha sido este último mes y su duro trabajo por volver a ponerse un dorsal. Hace un mes fue hallada inconsciente sobre el asfalto nada más salir a entrenar en Rentería, y ahora ya entrena cuatro horas y media. “Correr la Emakumeen Bira sería ya todo un triunfo para mí”, destaca.

¿Qué tal se encuentra un mes después de su accidente?
Un poco mejor, parece que las secuelas que me dejaron el accidente ya van pasando y prácticamente estoy recuperada.

¿Cuáles fueron esas secuelas?
Cuando me desperté en el hospital, pensaba que solo era el golpe, porque tenía muchísimo dolor de cabeza, y me decía: ‘cuando pase el dolor, salgo en bici’, pero no fue tan sencillo. Tenía problemas de vista y en el momento en que salí en bici a la cabeza se le había olvidado mandar la señal a las piernas y no tenía fuerza ninguna. Entonces, fueron muchos días pudiendo hacer solo rodillo. Fue duro.

Como ha escrito en las Redes Sociales, ha sido un mes de altibajos.
Sí, de altibajos, porque ya me dijeron que la recuperación en sí no iba a ser constante. Un día parece que ya estás prácticamente recuperada, te haces ilusiones, piensas que ya puedes entrenar, y al día siguiente te levantas otra vez con dolor, no puedes salir en bici, con la vista borrosa… Sí que he tenido muchos altibajos.

Entiendo que todo eso es por el golpe en la cabeza.
Eso es. Me dijeron que tenía el golpe en la peor parte de la cabeza, en el lóbulo temporal, y entonces los problemas en la vista me podían durar casi un año, pero la verdad es que estoy recuperando muy bien.

¿No recuerda nada de cómo ocurrió el accidente?
No, no, qué va, se me ha olvidado, incluso los días anteriores. Me contaron que había ido al cine y no lo recordaba. Se me ha olvidado todo, y lo del accidente también. Por mucho que lo piense, y eso que paso por ahí en bici porque no me queda otra, no recuerdo nada. Las cámaras grabaron la recta anterior, pero a partir de la rotonda no se ve nada.

ane-santesteban-hospital

Ane Santesteban, en el hospital hace un mes.

Debe ser duro tener que volver a pasar por el lugar del accidente cada día.
Si te digo la verdad, quizá los primeros días sí que le das vueltas, porque como no recuerdo nada y empiezas a pensar ‘¿qué ha podido pasar? ¿me ha venido un coche de frente, me ha venido de atrás, me he caído yo sola, me ha dado algo?‘. Le das vueltas para buscar una explicación y teniendo esa duda se hace difícil vivir con ello, pero al final ya he aprendido a no pensar en ello. Tengo que pasar por ahí porque no tengo otra, y no pasa nada.

Imagino que llegó a pensar que quizá su carrera ciclista se había acabado.
Sí, desde luego, los primeros días que me monté en la bici pensé que no podría volver a ser yo y volver a competir porque se me había olvidado todo, era una sensación malísima. Llevar desde los 8 años en bici, y ver que te montas y… sí que me acordaba de pedalear, pero no tenía fuerza, era imposible, no avanzaba, y en las curvas era como si nunca hubiera montado. Las tomaba cuadradas, no por miedo, sino porque me era imposible hacerlas de otra manera. En ese momento pensé que nunca podría volver a competir, pero he tenido grandes profesionales alrededor que me han animado, que me han enseñado a cómo hacerlo. He trabajado la estabilidad, para empezar en un rodillo fijo, primero con una pierna, luego con la otra… para ver si la cabeza mandaba las señales y recordaba. Cada día iba un poco mejor y ahora poco a poco estoy volviendo a la normalidad.

Entiendo que las últimas sensaciones son mejores y más optimistas.
Sí, sí, desde luego, ya estoy casi normal. Esta semana he empezado a hacer series, he estado entrenando cuatro horas, cuatro horas y media, y bastante bien. Estoy con muchísimas ganas de volver a la competición. Sé que al principio será difícil, pero tengo muchas ganas y estoy trabajando para ello.

Sin ponerse plazos, la Emakumeen Bira se celebra en un mes, y además pasando por Errenteria sería un escenario perfecto…
Sí, en la Bira espero poder estar. Ya he hablado con el equipo, tengo un contacto diario con ellos, que estoy dispuesta a volver a competir, y en cuanto ellos vean que puede ser un buen momento, estaré encantada de volver a la competición. En la Bira (17-21 mayo) creo que sí que ya estaré. Además, nunca he tenido la oportunidad de correr en mi pueblo (Rentería), solo una vez como juvenil, y estoy con muchísima ilusión desde el año pasado que supe que se iba a organizar una etapa. Incluso los primeros días que monté en bici ya hice la etapa para recordarla y estoy muy ilusionada por poder correr allí.

santesteban-sheyla-metro-y-medio

Santesteban, con Sheyla Gutiérrez.

Al mismo tiempo, ¿siente envidia por correr a compañeras del equipo o ver a Sheyla Gutiérrez disputando carreras?
Sí, ahora estoy un poco mejor pero eso al principio se hacía más duro; despertarme y ver que mis compañeras están en Flandes o en carreras WorldTour. Pero ya lo he asimilado, lo llevo mejor, y la verdad es que con Sheyla (Gutiérrez) he disfrutado muchísimo viéndole en carrera. Al final, más que compañera es amiga, y he disfrutado muchísimo.

Teniendo en cuenta todo, entiendo que el primer paso es volver a ponerse un dorsal, que eso ya será el gran triunfo del año.
Sí, desde luego, creo que este año tengo que cambiar un poco la mentalidad. Volver a competir será todo un reto superado. Los médicos me decían que iba a necesitar varios meses o incluso un año para recuperar y en un mes ya estoy haciendo cuatro horas y con series. Así que creo que ya hay que estar contentos con eso. Y, por supuesto, correr la Emakumeen Bira sería ya todo un triunfo para mí.

El apoyo no le ha faltado en todos los sentidos durante este mes.
No, la verdad es que me he llevado una grata sorpresa, porque en el momento tuve muchísimo apoyo en las redes sociales y, luego, la gente cercana, mis amigas, mis amigos, la familia, mi preparador… ha estado preocupándose y teniendo muchísima paciencia. Porque en estos momentos duros a veces pierdes un poco la paciencia y se hace difícil de llevar. El equipo también me ha sorprendido lo bien que se han portado conmigo. Me han dado en todo momento tranquilidad, que lo importante era recuperarse como persona, como mujer, y luego ya como ciclista. Esto ha hecho que me haya podido recuperar mucho antes.

Asimismo, imagino que también sorprendida por la repercusión por su accidente.
Sí, la verdad es que la repercusión que tuvo el accidente fue increíble, no me lo esperaba para nada, y ojalá algún día con alguna victoria tuviera la misma repercusión (risas). Yo seguiré trabajando para que así sea.

Ane Santesteban dada de alta: “Vuelvo a casa”

Acuerdo entre la Emakumeen Bira y Zikloland